Estos vehículos desafían las tendencias actuales con una avalancha de fuerza.

De manera inexplicable, algunos gobiernos han puesto en marcha una 'persecución' al diésel, que ha hecho mella en las ventas de muchos mercados europeos. Mes a mes, las cuotas de ventas de coches de gasóleo descienden paulatinamente, sobre todo en los segmentos A y B, por ser los falsos causantes de la totalidad de la contaminación en las grandes ciudades. 

Pero los fabricantes siguen teniendo claro que estos vehículos pueden dar un buen servicio a familias y profesionales... e incluso emocionar a los clientes más deportivos. Si no nos crees, no te debes perder esta lista, compuesta por los modelos diésel más potentes y rápidos. 

Es cierto, ya es muy difícil encontrarnos motores turbodiésel de ocho, diez y doce cilindros, pero a cambio, los bloques de seis cilindros suman turbocompresores y compresores eléctricos, para acercarse, o incluso superar en prestaciones a las mecánicas de antaño.  

Como siempre, pincha en la flecha lateral de la imagen y empieza a comprobar que el diésel tiene cuerda para rato...