Este monovolumen urbano aprovecha al máximo sus 4,2 metros de longitud.

La avalancha de nuevos SUV lleva provocando, desde hace años, la desaparición de los monovolúmenes, pero el Fiat 500L 2019, un modelo de corte urbano, sigue afianzado en el mercado, como lo demuestra su reciente restyling.

En sus 4,2 metros de longitud, ofrece cinco plazas espaciosas para adultos de talla media y un maletero bastante generoso, que oscila entre los 412 y los 455 litros. Este volumen variable surge fruto de una banqueta trasera regulable 11 centímetros en longitud y de unos respaldos con diferentes ángulos de inclinación. 

Pocos coches dan tanto con esas mismas dimensiones, lo que demuestra que este tipo de formato, aunque no está de moda, resulta ideal si el usuario necesita desplazar a la familia diariamente. 

En nuestra unidad de pruebas, el 500L monta el propulsor turbodiésel más potente de la familia, el 1.6 Multijet II de 120 CV, asociado a un cambio manual de seis velocidades. En cuanto al acabado, se denomina Lounge y es uno de los más completos.

No en vano, el coche disfruta de un equipamiento de serie realmente completo, conformado por climatizador automático, techo solar, control de velocidad de crucero, llantas de aleación de 16 pulgadas, sensores de alumbrado, lluvia y aparcamiento trasero, y dirección asistida con programa City.  

En esta Guía de compra, vamos a contarte más en detalle los puntos fuertes y mejorables de un vehículo con estilo, que se convierte en un aliado para cualquier tipo de jornada, laboral o lúdica.