Por tecnología o filosofía, estos automóviles representan auténticos hitos entre los automóviles impulsados por gasóleo.

Entre los grandes debates del mundo del motor, hay un tema de conversación que acapara la mayor parte del protagonismo: el futuro de los propulsores turbodiésel. En cualquier caso, lo único que podemos conocer a ciencia cierta es su pasado, por eso hemos hecho un repaso a 10 automóviles que revolucionaron este tipo de mecánicas, bien por implementar alguna nueva tecnología o bien por ofrecer un planteamiento novedoso.

No obstante, existen dos posturas sobre el futuro de este tipo de propulsores:

  • Los motores de ciclo diésel no tienen futuro. Este tipo de personas no desea acabar con el diésel, sino que creen que su vida está llegando a su fin. Para apoyar su tesis, cuentan con argumentos sólidos como las 13 marcas de coches que han renunciado al diésel o las restricciones al tráfico a este tipo de vehículos en las grandes ciudades.
  • Los optimistas. Hay expertos que aseguran que a este tipo de motores todavía les queda una larga vida por delante. Y, para ello, se apoyan en que Daimler y el Grupo PSA siguen apostando por este tipo de mecánicas y que los proveedores de componentes continúan investigando para hacerlos más ecológicos