El lema de la policía define perfectamente al utilitario checo, un vehículo práctico y muy seguro.

Tras su último restyling, el Skoda Fabia 2018 ya no es solo un vehículo espacioso, de buen tacto y perfecto para el día a día. También es un utilitario avanzado en el ámbito de la seguridad, ya que incorpora muchas ayudas electrónicas a la conducción, de las que antes no disponía.

Este podría ser un resumen muy condensado del facelift experimentado por el modelo checo. En esta Guía de compra, vamos a ampliar la información, para que puedas conocerlo más a fondo y sacar tus propias conclusiones. Para la ocasión, hemos elegido el motor turboalimentado de gasolina 1.0 TSI, de 95 CV, y uno de los acabados más completos, el conocido como Style. 

Antes de empezar, déjame recordarte que el Fabia ha renunciado a los motores turbodiésel TDI. Una decisión lógica, teniendo en cuenta que hemos podido disfrutar de un consumo medio por debajo de los 6,0 litros cada 100 kilómetros, sin tener que realizar una conducción ecológica.  

Pincha en la esquina inferior derecha de la foto y continuaremos aportando datos de un vehículo muy completo en todos los campos... y a muy buen precio.