Gracias al empleo de un nuevo motor turbodiésel, el todocamino alemán vuelve a llamar nuestra atención.

Con un segmento tan pujante como el de los SUV, donde casi todas la semanas se presenta alguna novedad, mantener al día la gama de producto resulta de vital importancia.

Es el caso del Opel Grandland X 2019, un todocamino compacto que ha estrenado una mecánica de ciclo diésel y una transmisión automática, ambas originarias del Grupo PSA. 

Por eso, ahora que el crossover de Opel ya se puede escoger con el motor 1.5 CDTI, de 130 CV, y la caja con convertidor de par, de ocho velocidades, hemos pensado crear una 'Guía de compra'. Para ello, tomando como base el completo acabado Ultimate, hemos analizado sus cualidades... en 5 aspectos clave.