Si bien el Citroën AMI o el nuevo Fiat Topolino han dado luz al mundo de los cuadriciclos ligeros, lo cierto es que Ligier Group empezó a fabricarlos en los años 80 y continúa siendo uno de los referentes en este nicho de mercado. De hecho, la compañía engloba las marcas Ligier y Microcar, cuenta con 80 concesionarios en España y terminará el año con 998 ventas de ejemplares de combustión. 

Además de los JS50 y JS60, con motor Lombardini, la firma francesa también comercializa el modelo MyLi, homologado como L6. Hace unos meses pudimos probar la versión eléctrica (debajo tienes un enlace destacado sobre este vehículo) y ahora nos hemos puesto al volante, muy brevemente, de la opción diésel. ¿Diésel? Sí, porque el límite de cilindrada para los gasolina es de apenas 50 cm3, mientras que para los bloques de gasóleo llega a los 500. 

Cabe recordar que estos microcoches se pueden conducir desde los 15 años con la licencia de ciclomotor AM, por lo que continúan siendo una solución de movilidad para los que no pueden acceder a un turismo. Hablamos, por supuesto, de los menores de edad, pero también de personas sin carné de conducir B, que vivan tanto en entornos urbanos como rurales.  

Galería: Ligier MyLi 2024

Bloque diésel de 8 CV

El propulsor de gasóleo, perteneciente a la empresa india Greaves, es un bloque monocilíndrico de 499 cm3 que declara 8 CV y 26 Nm de par máximo. Funciona con inyección directa por conducto común (common rail) y dispone de válvula EGR y de catalizador para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno.

Es más, esta mecánica cumple la normativa Euro 5 Fase 2 para cuadriciclos, obligatoria a partir del 1 de enero de 2025, por lo que Ligier se ha adelantado un año. No obstante, hay que decir que, a pesar de que comparte denominación con la ley que rige a los turismos, los niveles de emisiones que se deben cumplir son diferentes.  

Eso sí, a diferencia de la opción eléctrica, este Ligier MyLi diésel no tiene libertad absoluta de movimientos por las ZBE (Zonas de Bajas Emisiones) y está obligado a cumplir las mismas normas que, por ejemplo, un vehículo con la etiqueta C. 

Ligier MyLi 2024

Gama Ligier MyLi 2024

El coche, con una velocidad máxima limitada a 45 km/h, ofrece un diseño moderno y coqueto, muy del gusto de sus jóvenes clientes, que lo ven como una opción perfecta de independencia. Además, puede equipar un completo sistema multimedia compatible con Android Auto y Apple CarPlay para estar plenamente conectados con el exterior. 

La gama se compone de los acabados I.DEAL y R.EBEL. El primero incluye luces diurnas y pilotos LED, elevalunas eléctricos, llantas de aleación de 14 pulgadas, discos de freno en ambos ejes, equipo de sonido con dos altavoces y cierre centralizado con mando. 

El segundo se divide en dos opciones, Ultimate y X. El Ultimate suma llantas de aleación negras de 16 pulgadas, el sistema de infoentretenimiento antes citado con pantalla de 10 pulgadas, cámara trasera, dirección asistida, aire acondicionado y un pack estético exterior. Por último, el X añade unas llantas de 15 pulgadas específicas y un kit de diseño diferenciado. 

Ligier MyLi 2024

Precios Ligier MyLi 2024

Los precios comienzan en 12.990 euros para el I.DEAL y suben hasta los 16.990 para los R.EBEL. Ligier está buscando opciones de renting de pago por uso. No son vehículos baratos, pero también hay que pensar en la libertad que otorgan, tanto a los hijos como a los padres, que dejan de estar obligados a llevar a sus vástagos a sus quehaceres diarios (clases particulares, entrenamientos, etc). 

Conviene destacar el maletero del biplaza francés: 459 litros hasta la bandeja y 615 hasta el techo, por lo que también puede valer para realizar una compra en supermercado con muchos objetos voluminosos, como garrafas de agua o bricks de leche. 

Al volante del MyLi diésel

En nuestra breve toma de contacto, comprobamos que el MyLi diésel carece de la suavidad de la versión eléctrica. El sonido mecánico y las fuertes vibraciones están muy presentes. De hecho, son muy superiores a las de cualquier turismo barato (pensemos, por ejemplo, en un Dacia) y provocan temblores en volante y puertas. Por lo tanto, conviene cambiar el chip y ser conscientes de que estamos al volante de un 'simple' cuadriciclo.

La postura al volante es buena, incluso para personas altas, y resulta agradable observar una instrumentación digital de aspecto sencillo. Como ya supondrás, no se gana velocidad con rapidez, pero tampoco supone un gran problema en las ciudades, excepto quizá en grandes avenidas. El cambio automático con variador continuo hace más fácil la conducción. 

El consumo oficial se queda en 3,1 litros cada 100 km y ahí reside uno de los puntos fuertes de este MyLi, que también se aparca muy fácilmente y dispone de asistencia técnica en los 80 puntos de venta. En febrero dará inicio la comercialización.