El mundo de la automoción ha enfocado su atención en los SUV y los crossovers, y el mercado español no escapa a esta tendencia, especialmente cuando se trata de un todocamino moderno como el Ford Puma, el modelo más vendido en España, en junio de 2021, de la marca del óvalo.

Ponemos a prueba a este híbrido de gasolina con 125 CV en nuestra prueba de consumo real. La novedad más reciente introducida en el Puma es la transmisión automática de doble embrague y siete velocidades para la versión 1.0 EcooBost Hybrid.

Ford Puma ST-Line

El Ford Puma microhíbrido y automático ha marcado un consumo medio de 4,90 litros por cada 100 kilómetros (20,41 km/l) durante nuestro viaje de 360 kilómetros, y gastó un total de 24,85 euros de gasolina.

Un consumo de mitad de tabla

Con estos números, el nuevo Ford Puma 1.0 EcooBost Hybrid automático se coloca en la mitad de la tabla de los SUV y crossovers de gasolina en cuanto a consumo, tanto híbridos como convencionales. Por delante tiene a vehículos como el Volkswagen T-Cross 1.0 TSI de 95 CV (4,30 l/100 km – 23,2 km/l), el Renault Captur Intens TCe 130 EDC (4,70 l/ 100 km – 21,2 km/l) o su hermano, el Ford Puma 1.0 EcoBoost Hybrid 155 CV Manual (4,80 l/100 km – 20,8 km/l).

No obstante, se pone por delante de otros como el SEAT Arona 1.0 TSI 115 CV DSG (4,95 l/100 km – 20,2 km/l), el Hyundai Kona 1.0 T-GDI 120 CV, el Peugeot 2008 1.2 PureTech 155 CV GT EAT8 o el Nissan Juke DIG-T 117 DCT 2WD, todos empatados (5 l/100 km – 20 km/l) y que consumían poco más que los Puma automáticos.

Ford Puma ST-Line

Toda la relajación al conducir

El precio base del Ford Puma 1.0 EcoBoost Hybrid 125 CV automático ST-Line X son 27.159 euros, sin contar los extras ni las promociones de Ford. El modelo puesto a prueba cuenta con algunos elementos adicionales, como la pintura metalizada, llantas de 19 pulgadas, faros LED, el Co-Pilot Pack, techo panorámico, rueda de repuesto o portón trasero eléctrico.

La transmisión automática se comporta muy bien, resultando fluida en los cambios de marcha, especialmente cuando se conduce de manera suave y relajada. Los 125 CV del motor turbo de gasolina son suficientes para adelantar en tramos de carretera, pero también para afrontar subidas sin ningún problema. Además, la capacidad de carga del maletero lo pone en lo más alto de su categoría, proporcionando más comodidad aún.

Ford Puma ST-Line
Ford Puma ST-Line
Ford Puma ST-Line

Solo en cuidad pide más gasolina

En general, el consumo de este Ford Puma híbrido automático se mantiene en lo moderado, aunque aumenta un poco en situaciones con un denso tráfico. Incluso en la autopista y en la mezcla de lo urbano y lo extraurbano el consumo se mantiene en la media, eso sí, su depósito de 42 litros garantiza una discreta autonomía.

Consumo en diversas formas de conducción

Urbano (Roma): 8,4 l/100 km (11,9 km/l) y 499 km de autonomía

Mixto (urbano y extraurbano): 5,8 l/100 km (17,2 km/l) y 722 km de autonomía

Autopista: 7,2 l/100 km (13,8 km/l) y 579 km de autonomía

Uso económico: 3,6 l/100 km (27,7 km/l) y 1.163 km de autonomía

Consumo máximo: 22,2 l/100 km (4,5 km/l) y 189 km de autonomía

Datos

Coche: Ford Puma 1.0 EcoBoost Hybrid 125 CV automático ST-Line X
Precio base: 27.159 euros
Día de la prueba: 16/07/2021
Meteorología (salida/llegada): variable, 29°/ variable, 23°
Precio del combustible: 1,401 euros/l (gasolina)
Kilómetros de la prueba: 2.850
Kilómetros totales al inicio de la prueba: 1.132
Velocidad media en el trayecto entre Roma y Forlì: 77 km/h
Neumáticos: Goodyear Eagle F1 Asymmetric 3 – 225/40 R19 93V XL (Etiqueta UE: B, B, 70 dB).

Consumo

Media real: 4,90 l/100 km (20,41 km/l)
Ordenador de a bordo: 4,6 l/100 km
En el surtidor: 5,2 l/100 km

Datos económicos

Gasto real: 24,85 euros
Gasto mensual: 54,91 euros (800 km al mes)
Distancia con 20 euros: 291 km
Distancia con el depósito lleno: 857 km

Galería: Ford Puma ST-Line