La segunda carrocería del todocamino alemán ofrece versiones con etiqueta Eco, híbridas enchufables y una deportiva: el SQ5 TDI.

Con un mercado en el que los SUV dominan prácticamente todos los segmentos, las marcas siguen apostando por ofrecer nuevos tipos de carrocerías para sus modelos superventas.

Sin ir más lejos, es el caso de Audi, que está redoblando su oferta de todocaminos. En este caso, le llega el turno a la versión más dinámica de la familia Q5: el Audi Q5 Sportback 2021 que protagoniza esta primera prueba.

Un modelo que, aunque pueda sonar extraño, ya se ha convertido en un éxito... casi antes de convertirse en realidad. A fin de cuentas, aunque las primeras unidades acaban de llegar a los concesionarios, desde que arrancó la preventa, a finales del pasado año, ya acapara el 43% de los pedidos de la gama Q5.

Galería: Primera prueba Audi Q5 Sportback 2021

Obviamente, este nuevo modelo hace de una imagen más emocional su principal argumento de compra, ya que, por ejemplo, no encontramos cambios en la plataforma o en el plano mecánico. 

Tampoco hay grandes cambios en las dimensiones: el Audi Q5 Sportback 2021 alcanza los 4,69 metros de largo, lo que supone apenas 7 milímetros extra frente al Q5 convencional. Por su parte, la anchura se mantiene en los 1,89 metros, mientras que la altura apenas se reduce en 2 milímetros, hasta alcanzar un total de 1,66 metros.

Todo, en un modelo que ofrece una generosa batalla de 2,82 metros y cuyo coeficiente aerodinámico (Cx) no varía frente al Audi Q5 'convencional', al quedarse en 0,30.

Además de por su pronunciada caída del techo en la parte trasera, el Audi Q5 Sportback 2021 de esta prueba también se caracteriza por los grupos ópticos traseros, que opcionalmente pueden ser de tipo OLED, con tres firmas lumínicas distintas. Por su parte, los faros principales son siempre LED, pudiéndose equipar como extra los llamados Matrix LED, con función adaptativa matricial.

Y desde el punto de vista estético, la firma alemana ofrece un total de 12 colores para la carrocería, así como tres acabados, Advanced, S line y Black Line. Los dos últimos, más deportivos, dotan de un diseño específico al coche.

Primera prueba Audi SQ5 TDI Sportback 2021

En el interior, el Audi Q5 Sportback 2021 ofrece una habitabilidad bastante parecida a la del Q5 (que es buena), aunque con algunos detalles en los que se percibe el 'precio' a pagar por disfrutar de una carrocería más llamativa.

Por ejemplo, el maletero pierde algo de capacidad, pasando de 550 a 510 litros (1.480, si se abaten los asientos) y la sensación es que en las plazas traseras se reduce algo la altura libre a la cabeza. Dicho esto, opcionalmente, puede equiparse una banqueta trasera 'móvil', que permite un desplazamiento longitudinal de 12 centímetros.

La postura de conducción, por su parte, resulta perfecta, sin estar demasiado elevada, pero aportando un punto más de visibilidad al conductor. Además, los mandos están dispuestos de una manera bastante lógica, y se sigue apostando por ofrecer controles físicos para funciones como el climatizador.

Primera prueba Audi SQ5 TDI Sportback 2021
Primera prueba Audi SQ5 TDI Sportback 2021

Por lo demás, en el habitáculo destaca la configuración de doble pantalla: de 10,1 para la del sistema multimedia MMI Navegación plus (de manejo táctil) y de 12,3 para la última evolución del cuadro de instrumentos Audi virtual cockpit.

El equipo de infoentretenimiento recurre a la tecnología MIB 3, integra un control por voz natural, que responde al comando 'Hey Audi', es compatible con Amazon Alexa y se puede complementar con el sistema de sonido premium Bang & Olufsen Premium Sound System 3D. Por supuesto, también se ofrece conectividad total para el smartphone a través de Android Auto y Apple CarPlay (inalámbrico).

Primera prueba Audi SQ5 TDI Sportback 2021
Primera prueba Audi SQ5 TDI Sportback 2021

Si pasamos al plano mecánico, la versión de acceso queda representada por el Audi Q5 Sportback 35 TDI, que básicamente recurre al propulsor turbodiésel 2.0 TDI, con 163 CV de potencia, asociado a la tracción delantera y a la transmisión automática de doble embrague S tronic, de siete velocidades. Acelera de 0 a 100 km/h en 9,0 segundos, anuncia una velocidad máxima de 213 km/h y su consumo medio oscila entre los 5,7 y 6,1 litros cada 100 kilómetros. 

Sin abandonar las opciones de gasóleo, un escalón por encima nos encontramos con el Q5 Sportback 40 TDI quattro, en el que el bloque 2.0 TDI ya entrega 204 CV de potencia y 400 Nm de par máximo. En este caso, también se apuesta por la mencionada caja S tronic, aunque la transmisión escogida es total quattro-ultra (en condiciones normales, entrega el par al eje delantero).

En este caso, las prestaciones son mejores, ya que pasa de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos alcanza los 222 km/h de velocidad máxima. ¿Su consumo? Entre 6,4 y 6,9 l/100 km. Además, ambos TDI cuentan con una red eléctrica de 12 V, por lo que disfrutan del distintivo ambiental Eco de la DGT.

Primera prueba Audi Q5 Sportback 40 TDI 2021

Entre los representantes de gasolina, la oferta comienza con el Audi Q5 Sportback 45 TFSI quattro, o lo que es lo mismo, un 2.0 TFSI con 265 CV de potencia, cambio automático y tracción total. En este caso, alcanza los 240 km/h y acelera de 0 a 100 en 6,1 segundos. ¿Su consumo? Entre 8,4 y 9,1 l/100 km. Por supuesto, también disfruta del sistema Mild Hybrid (MHEV) de 12 V y la etiqueta Eco de la DGT.

Para los que quieran más, tanto en términos de eficiencia, existen dos variantes híbridas enchufables, que toman como base el mencionado bloque 2.0 TFSI. Hablamos de las variantes 50 TFSIe y 55 TFSIe, con 229 y 367 CV de potencia, que se sustentan en una batería de 17,9 kWh de capacidad, cuentan con etiqueta 0 de la DGT y ofrecen hasta 62 kilómetros de autonomía eléctrica.

Del mismo modo, la firma ofrece diferentes configuraciones de amortiguación: la suspensión deportiva, de serie, una de tipo adaptativo y una neumática con función adaptativa. Esta última es la más compleja de todas y ofrece un recorrido total de 60 milímetros: baja 15 milímetros, en el modo más deportivo, y sube 45, en los programas allroad y offroad.

Galería: Audi SQ5 Sportback TDI 2021

El encargado de cerrar la gama es el representante más deportivo de todos: el Audi SQ5 TDI, que recurre al actualizado propulsor turbodiésel 3.0 V6 TDI de 341 CV y 700 Nm de par máximo.

Además de una estética propia (puedes verlo en la galería superior) y de más equipamiento, destaca por su rendimiento: acelera de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y anuncia una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada).

En este caso, recurre a la tracción quattro, a la transmisión automática con convertidor de par tiptronic, con ocho marchas, y homologa un consumo de entre 8,2 y 8,6 litros cada 100 kilómetros. Además, también cuenta con la etiqueta Eco de la DGT, aunque en este caso, gracias a una red eléctrica de 48 V.

Primera prueba Audi SQ5 TDI Sportback 2021

Durante la primera toma de contacto, hemos tenido la oportunidad de probar el Audi Q5 Sportback 2021 en dos de sus versiones: la turbodiésel 40 TDI quattro y la híbrida enchufable 55 TFSIe.

En el primer caso, nos encontramos ante un 'rutero' incansable, un coche tremendamente cómodo y con un habitáculo bien insonorizado, cuyo motor asegura una buena respuesta y un consumo de combustible razonable (unos 7,5 l/100 km, en nuestra prueba), para los 204 CV de potencia que ofrece.

Además, en tramos de curvas, nos ha parecido razonablemente dinámico, a pesar de no contar con una suspensión de ajuste adaptativo. Mención aparte merece el cambio, que funciona de forma rápida y precisa, incluso, funcionando de manera 100% automática. Ahora bien, en cuanto tengamos la oportunidad de probarlo en nuestros tramos habituales, podremos ampliar esta información.

Primera prueba Audi Q5 Sportback 40 TDI 2021

En el caso del representante híbrido enchufable, la verdad es que nos ha gustado más que las propuestas de la marca (y de otros modelos del Grupo Volkwagen) que recurren al motor de gasolina de 1.395 cm³ como base.

La respuesta es mucho mejor, sin duda, mientras que el funcionamiento en modo eléctrico se puede acercar bastante a la cifra homologada, si se está pendiente de ello. Sobre el consumo en la ruta, ha estado en el entorno de los 6,0 litros, llevando a cabo una conducción razonablemente deportiva. Lo que a priori, parece un buen dato.

Para finalizar, solo nos queda hablar de los precios de la gama, que arrancan en los 55.810 euros, del 35 TDI, y acaban en los 83.330, del SQ5 TDI. Respecto a los híbridos enchufables, parten de los 66.810 euros, en el caso del 45 TFSIe quattro-ultra, y de los 73.210, si hablamos del 55 TFSIe quattro-ultra.

Audi Q5 Sportback Advanced 40 TDI quattro-ultra S tronic

Motor Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.968 cm³
Potencia 204 CV entre 3.800 y 4.200 rpm
Par máximo 400 Nm entre 1.750 y 3.250 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague S tronic, 7 velocidades
0-100 km/h 7,6 s
Velocidad máxima 222 km/h
Consumo 6,4 l/100 km
Tracción Integral quattro-ultra
Longitud 4,69 m
Anchura 1,89 m
Altura 1,66 m
Peso en vacío 1.825 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 510 l
Precio base 59.530 euros