Porque en los vehículos eléctricos no todo gira alrededor de la máxima autonomía posible...

Estarás de acuerdo con nosotros en que, entre los fabricantes, existe una especie de 'guerra fría' por comercializar el automóvil eléctrico con la mayor autonomía. Mazda ha decidido emprender su 'aventura' ecológica por otro camino, sabedora de que ahora mismo estos vehículos se adquieren como segundo coche en una casa y no se suelen emplear para largos viajes. 

Por eso, el Mazda MX-30 2020, que ya hemos podido poner a prueba, se centra más en el diseño, las buenas prestaciones, la calidad de fabricación y, como en todos los modelos de la casa, en un tacto de conducción realmente excelente. 

Galería: Mazda MX-30 2020, toma de contacto

Como ya bien sabrás, estamos ante un SUV compacto (el formato de moda) con unas dimensiones semejantes a las del CX-30. La longitud, 4,39 metros, y la anchura, 1,79, no varían, mientras que la altura se reduce 2,0 centímetros, hasta los 1,52 metros, fruto de su aspecto coupé. 

Esa línea del techo descendente es una de sus señas de identidad, pero hay otras muchas. Por ejemplo, la apertura de las puertas traseras en sentido contrario de la marcha, como si fuera una limusina, después de abrir las delanteras. También, la ausencia del pilar central, que facilita sobremanera la entrada y salida del habitáculo.

El lenguaje de diseño KODO sigue imperando en el vehículo, hasta el punto de que al primer vistazo sabemos que se trata de un Mazda, pero los trazos han evolucionado. Así, la parrilla y los faros son ahora más estrechos y estilizados, mientras que los pilotos también han experimentado un rediseño acertado. 

El interior también tiene su punto de exclusividad, gracias a los materiales sostenibles empleados en él, como el cuero vegano (sin procedencia animal), el corcho o los materiales plásticos a partir de botellas recicladas. 

Pero del habitáculo también hay que destacar la alta sensación de calidad y la atmósfera tecnológica por las tres pantallas integradas: la de la instrumentación, la que permite gobernar la navegación y el sistema multimedia, y la encargada de gestionar la climatización. 

No obstante, no tenemos esa desagradable sensación de estar en una 'nave espacial' con multitud de botones e información. Al contrario, desde el primer momento el conductor disfruta de un diseño minimalista y 'limpio', con el que se tiene todo bajo control, gracias a una excelente ergonomía. Y eso siempre se agradece... 

Mazda MX-30 2020, toma de contacto

Además, debajo de la consola flotante se genera un buen espacio para dejar nuestros 'trastos' diarios, como llaves y la cartera, que no quedan a la vista. A la hora de personalizar el interior, el cliente dispone de las líneas Modern y Vintage, con distintas tapicerías. 

Por espacio, las plazas delanteras resultan perfectas para cualquier tipo de adulto, mientras que en las traseras no hay tanto sitio como en un todocamino de esa longitud. En cuanto al maletero, ofrece 366 litros, en lugar de los 430 del CX-30. En cualquier caso, como segundo vehículo, es una cifra suficiente para el día a día.   

Mazda MX-30 2020, toma de contacto
Mazda MX-30 2020, toma de contacto
Mazda MX-30 2020, toma de contacto

Si pasamos al apartado técnico, el Mazda MX-30 2020 se impulsa con un motor eléctrico de 145 CV, situado en posición delantera. Se nutre de una batería de iones de litio con 35,5 kWh de capacidad, capaz de generar 200 kilómetros de autonomía en ciclo mixto, bajo la homologación WLTP, que son 265 en el ámbito urbano. 

¿Por qué una batería tan 'pequeña'? Mazda se apoya en dos argumentos. El primero es que, según un estudio, en España el 70% de los conductores realiza menos de 50 kilómetros diarios. El segundo, que versa sobre la ecología, recuerda que, a la hora de fabricar este componente, se libera mucho dióxido de carbono y, para cumplir su plan de reducir sus emisiones al 50% de CO2 hasta 2030 (respecto a 2010), esa es una de las soluciones. 

Mazda MX-30 2020, toma de contacto

Te convenzan o no esas explicaciones, lo cierto es que la distancia entre recargas es bastante real, tal y como te contaremos un poco más adelante. Antes, queda señalar que dicha batería puede estar lista al 80% en 36 minutos, pues el coche admite corriente continua a 50 kW. En el caso de contar con un wallbox de 6,6 kW, el tiempo asciende a alrededor de cuatro horas. 

Por cierto, este wallbox se regala al cliente gracias a un acuerdo entre Mazda e Iberdrola. De hecho, la instalación completa sale prácticamente gratis y la compañía energética asesora sobre el tipo de contrato más conveniente para cada caso. 

En cuanto a las prestaciones, el Mazda MX-30 2020 alcanza los 140 km/h de velocidad máxima (autolimitada electrónicamente) y acelera de 0 a 100 en 9,7 segundos. ¿Y los consumos? Homologa 19 kWh cada 100 kilómetros, una cifra que se queda en 14,5 en ciclo urbano. En nuestra ruta, nada ideal para gastar lo menos posible, obtuvimos poco más de 18 kWh/100 km, un registro muy convincente.

Mazda MX-30 2020, toma de contacto

En materia dinámica, el Mazda MX-30 2020 disfruta del sistema de reparto selectivo del par E-GVC Plus (Electric G-Vectoring Control Plus), ideado para optimizar la trazada en curvas. También hay que señalar el tacto del acelerador, menos brusco que en otros modelos eléctricos.

A través de las levas, el conductor puede variar en cinco los niveles de retención y de sensibilidad al acelerar. Con el más 'intrusivo', la conducción puede realizarse con un único pedal, ya que no hace falta tocar el freno para decelerar.   

Una solución inteligente para 'notar' la velocidad es un pequeño sonido artificial, semejante al que emitiría un modelo término. Obviamente, al ganar ritmo, esa 'melodía' también se acelera.  

Mazda MX-30 2020, toma de contacto
Mazda MX-30 2020, toma de contacto

La gama del Mazda MX-30 2020 contempla tres acabados (Origin, Evolution y Zenith), más la serie especial 1st Edition, que será la más vendida en 2020, pues ofrece una relación entre precio y equipamiento realmente ventajosa.

Los precios oficiales, sin incluir los descuentos oficiales ni las ayudas gubernamentales, oscilan entre los 34.375 y los 38.250 euros. Si bien, aplicando todas las 'rebajas' posibles, las tarifas arrancan por debajo de los 29.000 euros. Muy interesante, ¿verdad?

Cabe recordar que Mazda tiene un alto valor residual, según el especialista Eurotax, y que en 2021 la gama se ampliará con una versión de autonomía extendida, a partir de un motor rotativo, que actuará solo como generador de electricidad. 

Mazda MX-30 2020, toma de contacto
Mazda MX-30 2020, toma de contacto

Durante nuestra toma de contacto, comprobamos que el Mazda MX-30 2020 tiene lo bueno de un modelo eléctrico, en cuanto a suavidad de marcha, baja sonoridad y respuesta inmediata, y también lo destacado de un vehículo térmico, en referencia al dinamismo.

Sí, porque el SUV japonés, aunque pesa más que un CX-30, no se dispara en la báscula (1.675 kilos en vacío), lo que se traduce en una buena respuesta en terrenos revirados. Se trata de un coche que traza bien las curvas y que, incluso en las más cerradas, las completa sin darnos la señal de que ha llegado al límite dinámico.

Mazda MX-30 2020, toma de contacto

Frente a todocaminos eléctricos más grandes y pesados, la transferencia de masas no es tan acusada a la hora de frenar con contundencia o de cambiar de trayectoria, por lo que se alía bien con el conductor en esas zonas técnicas.

¿Y la autonomía? Iniciamos la ruta con la batería llena y 173 kilómetros disponibles. Tras completar algo más de 100, el ordenador de a bordo nos indicaba que la carga estaba ligeramente por debajo del 50%. Eso significa que los datos oficiales son bastante reales si se realiza una conducción normal. Es decir, no se va 'perdiendo' distancia por el camino de forma alarmante, aunque seamos generosos con el acelerador.  

Visto lo visto, el Mazda MX-30 2020 hay que analizarlo no solo con las perspectiva de la autonomía, sino también teniendo en cuenta otros puntos importantes. Al fin y al cabo, para la marca japonesa, conducir un eléctrico también significa disfrutar al volante.

Mazda MX-30

Motor Eléctrico
Potencia 107 kW / 145 CV
Par máximo 271 Nm
Batería 35,5 kWh
Autonomía eléctrica 200 km
Caja de cambios Transmisión directa, 1 velocidad
0-100 km/h 9,7 s
Velocidad máxima 140 km/h (autolimitada)
Consumo 19 kWh/100 km
Tracción Delantera
Longitud 4,39 m
Anchura 1,79 m
Altura 1,52 m
Peso en vacío 1.675 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 366 l
Precio base 34.375 euros