Esta furgoneta de ocho plazas representa la máxima versatilidad posible.

Las familias numerosas y las empresas necesitadas de vehículos para transporte de pasajeros deben poner atención en la Ford Tourneo Custom 2019, una furgoneta de ocho plazas que, por tecnología y equipamiento, deberíamos calificarla como un gran monovolumen.

Disponible con dos longitudes de carrocería, con 4,97 y 5,34 metros, el modelo comercial estadounidense atesora argumentos de compra en ámbitos, a priori, difíciles de creer, como por ejemplo, las ayudas electrónicas a la conducción. Pero antes, déjame que en esta prueba te cuente sus virtudes prácticas.

Para comenzar, con el acabado Titanium X, todos los ocupantes disfrutan de asientos individuales con reglajes independientes. Tanto la segunda como la tercera fila disponen de tres butacas con mucho espacio para las piernas, algo que solo algún que otro gran monovolumen, como el SsangYong Rodius, puede ofrecer.

Estos seis asientos posteriores se pueden abatir e incluso sacar del interior, en el caso de tener que realizar alguna mudanza, por poner un caso extremo. Además, los de la segunda fila pueden girar 180 grados, para viajar enfrentados a los de la tercera. Y si necesitamos nueve plazas, opcionalmente, se puede montar un asiento estrecho entre el del conductor y el del acompañante. 

Otro plus de confort viene dado por las salidas de aire repartidas por el interior, una solución fundamental tanto en días calurosos como en las jornadas frías de invierno. Tampoco faltan diferentes puertos USB ni todo tipo de huecos portaobjetos.

 

Huelga decir que en los laterales hay instaladas dos grandes puertas correderas, algo pesadas, pero que facilitan notablemente el acceso y la salida del habitáculo, sobre todo, si estamos estacionados en batería. 

En este punto, no me quiero olvidar de las estriberas laterales, ideales para adultos bajos y niños, a la hora de subir y bajar del Ford Tourneo Custom 2019.   

La superficie acristalada es muy amplia, lo que se traduce en una gratificante sensación de espacio. Además, como los cristales están tintados, la incidencia de la luz del sol se atenúa considerablemente. 

Galería: Prueba Ford Tourneo Custom 2019

Por si fuera poco, el maletero supera los 2.000 litros de capacidad, así que imagínate todo lo que puedes transportar en él. Eso sí, a la hora de abrir el enorme portón, deberás contar con una distancia prudencial con el vehículo de detrás, porque podrías rozarlo. Igualmente, en las estrechas plazas de garaje, tendrás difícil esta maniobra. 

Prueba Ford Tourneo Custom 2019
Prueba Ford Tourneo Custom 2019
Prueba Ford Tourneo Custom 2019

Pese a tratarse de una furgoneta, lo cierto es que no resulta complicado adoptar la postura de conducción deseada. Se viaja en una posición elevada para poder controlar mejor los límites del vehículo, algo para lo que se agradecen los grandes retrovisores exteriores y la amplia luneta trasera. 

La posición elevada del selector del cambio automático de seis velocidades merece una buena nota en ergonomía, al igual que los mandos intuitivos del aire acondicionado y del sistema de sonido. En cuanto a la pantalla táctil de 8,0 pulgadas, también se maneja con presteza y, desde ella, se puede acceder a las múltiples opciones del sistema multimedia SYNC 3, el más avanzado de Ford.

Los rebordes cromados por el salpicadero dan un toque lujoso a un habitáculo bien ensamblado y que, lógicamente, es algo más ruidoso que el de un turismo, debido a que el aire golpea contra una mayor superficie frontal.

Prueba Ford Tourneo Custom 2019

Ahora sí, quiero centrarme en las ayudas electrónicas a la conducción. El Ford Tourneo Custom 2019 puede venir equipado con un asistente de frenada de emergencia automática y sistemas de control del ángulo muerto (BLIS), de reconocimiento de señales de tráfico y de alerta por cambio involuntario de carril. 

A esta lista, también se suman el control de velocidad de crucero adaptativo y el asistente de salida de aparcamiento, que alerta de obstáculos al salir, marcha atrás, de un estacionamiento en batería. No, no estamos hablando de un SUV Premium... 

Prueba Ford Tourneo Custom 2019

El motor más potente de la gama es el turbodiésel 2.0 EcoBlue de 185 CV, con cuatro cilindros en línea, que en nuestro caso, se combina con la transmisión automática con convertidor de par SelectShift, de seis velocidades. 

Esta mecánica, capaz de rozar las 5.000 rpm, ofrece un rendimiento suficiente para lograr velocidades de crucero 'legales' en un tiempo lógico y, del mismo modo, adecuarse perfectamente al tráfico entre turismos. Evidentemente, no pueden completarse adelantamientos en distancias cortas, pero no hay que estirarla demasiado de vueltas para lograr un empuje palpable. 

Además, trabaja de manera convincente con el cambio automático, una caja que dispone de manejo manual-secuencial, engrana marchas de manera suave y no suele llevar el motor en regímenes muy bajos, una gestión que evita esa incómoda sensación de ir ahogados. 

Prueba Ford Tourneo Custom 2019

Dinámicamente, pocos peros se le pueden poner a la Ford Tourneo Custom 2019, pues ofrece una magnífica estabilidad lineal. Llevado a la práctica, no hay que realizar correcciones con el volante a velocidades de crucero, en tránsitos fáciles. 

Como puedes presuponer, un vehículo de esta envergadura y con un peso ostensible genera más inercias en curvas que un SUV, pero resulta fácil controlarlas.

En el caso de que entremos en el giro con una velocidad más elevada de lo debido, el modelo norteamericano subvira con bastante nobleza, como corresponde a un modelo de tracción delantera, y se puede corregir la trayectoria sin dificultad. La guinda al pastel la pone una buena capacidad de frenada. 

Prueba Ford Tourneo Custom 2019

En definitiva, apunta este coche en tu lista de posibles compras, en el caso de necesitar un vehículo de estas características. Lo cierto es que gratifica tanto al conductor como a los acompañantes en todo tipo de usos. En términos monetarios, la gama comienza en 28.800 euros. 

Ford Tourneo Custom 2.0 EcoBlue 185 CV Titanium X

Motor Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.998 cm3
Potencia 185 CV a 3.500 rpm / 415 Nm a 2.000 rpm
Caja de cambios Automática con convertidor de par SelectShift, 6 velocidades
0-100 km/h N.D.
Velocidad máxima 175 km/h
Consumo 9,0 l/100 km
Tracción Delantera
Peso en vacío N.D.
Número de asientos 8
Capacidad del maletero 2.148 l
Precio base 28.800 euros