La fusión suena contradictoria, pero el resultado es realmente espectacular.

Este fan de Ford ha encargado una de las camper más locas que hayas visto hasta el momento, combinando la practicidad de una autocaravana, con el diseño de un coche deportivo.

El propietario, Steve North, tuvo que acudir a varias empresas y realizar numerosas modificaciones en el vehículo para obtener el resultado que puedes ver en las fotos. En total, se ha gastado alrededor de 85.000 euros para conseguir una camper única.

Galería: Ford Transit, la furgoneta camperizada más deportiva

En primer lugar, la Transit Custom fue llevada a Wellhouse, una empresa especializada en autocaravanas, que se encargó de equipar al vehículo con todo lo necesario, para poder 'hacer vida' en el habitáculo.

Entre otras cosas, han instalado una cocina, una sala de estar y un techo que se eleva para dejar espacio al 'dormitorio'.

De fábrica, la Ford Transit de North ya venía bastante completa en cuanto a equipamiento, ya que la solicitó con faros de xenón, con control de crucero adaptativo, con sistema de navegación y con varios elementos tapizados con tejido Alcantara, como en el caso del techo.

Pero el aspecto exterior final lo ha conseguido tras encargar la personalización a MS-RT, un preparador de automóviles, con sede en el Reino Unido. En el taller, los trabajadores se encargaron de colocarle unas llantas de aleación de 18 pulgadas de tono grisáceo, una doble salida para el sistema de escape y una tapicería de cuero para los asientos, de color blanco con costuras azules, el mismo tono utilizado en los cinturones de seguridad.

A su vez, la empresa ha colocado una serie de adhesivos para aumentar la imagen deportiva de esta Transit tan especial.

Bajo el capó, se mantiene el motor turbodiésel de 2,0 litros de cubicaje, con una potencia de 170 CV, que está asociado a la caja de cambios manual de seis velocidades.

¿Te gastarías ese dinero en un vehículo como este?