Mucho espacio, buen dinamismo, destacadas prestaciones, equipamiento de primer nivel... Es muy difícil encontrar puntos débiles al SUV español.

Cuando el restyling de un vehículo se limita a incorporar algunas versiones más a la gama, es que el coche funciona a las mil maravillas y se mantiene vigente en todos los ámbitos. Así le sucede al SEAT Ateca 2019, el primer SUV de la marca española, que afronta su segundo ciclo de vida comercial sin cambios profundos.

En esta prueba, vamos a analizar el nuevo motor turboalimentado de gasolina 1.5 EcoTSI, de 150 CV, que sustituye al anterior 1.4 TSI con semejante potencia. Para la ocasión, lo hemos combinado con la conocida transmisión automática de doble embrague DSG, de siete velocidades, y la tracción delantera.

 

Todo, envuelto en el acabado Xcellence, que representa el cariz más lujoso del todocamino, frente a la línea FR, que aporta un claro componente deportivo al conjunto.

A priori, no nos vamos a encontrar grandes sorpresas frente a lo ya conocido del coche, pero quizá sí apreciemos algún que otro cambio interesante.

Galería: SEAT Ateca 1.5 EcoTSI 150 CV DSG Start/Stop Xcellence

Suavidad EcoTSI

Comenzamos por el componente de estreno, el propulsor 1.5 EcoTSI. Empleado en otros modelos del Grupo Volkswagen, supone una evolución, tecnológicamente hablando, frente al anterior 1.4 TSI, ya que incorpora filtro de partículas, turbocompresor de geometría variable y el sistema de desconexión selectiva de cilindros (ACT).

Por si no lo sabes, esta tecnología desactiva dos de los cuatro cilindros cuando el conductor demanda poca fuerza a la mecánica, como por ejemplo en aceleraciones suaves. Puede funcionar hasta una velocidad de 130 km/h y su objetivo es reducir consumos y emisiones contaminantes.

En general, tanto el funcionamiento como el rendimiento de este motor agradan sobremanera. Sube de vueltas de forma tan suave que parece que no hay fricciones entre los componentes. Además, apenas genera sonido. De hecho, al ralentí parece que está parado.

Como sucede en los bloques turbodiésel, el par máximo, en este caso 250 Nm, se muestra por debajo de las 2.000 vueltas, lo que genera una agradable elasticidad, ya que el motor no se siente ahogado casi en ninguna circunstancia. 

SEAT Ateca 1.5 EcoTSI 150 CV 2WD

La transmisión DSG es una 'vieja conocida', que brinda cambios de marcha de forma imperceptible, tanto en aceleraciones como en reducciones de velocidad. Dispone de un modo Sport muy útil, porque mantiene al motor en regímenes intermedios, donde la fuerza resulta palpable nada más pisar el acelerador, a costa, eso sí, de subir unas décimas el gasto de combustible.

Las levas, que se mueven solidarias con el volante, resultan el ingrediente perfecto para efectuar una conducción deportiva de la manera más eficaz posible. Prestaciones hay para ello, ya que el coche baja claramente de los 10,0 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h, quedándose en 8,6.  

En términos de consumo, lo normal es que obtengamos unas cifras en el entorno de los 7,5 u 8,0 litros cada 100 kilómetros, en un uso mixto, mezclando ciudad y largos desplazamientos. Si realizamos una conducción ecológica, el coche nos premia con registros más bajos, mientras que si apuramos el régimen de giro con asiduidad, aparecen dos dígitos en el ordenador de a bordo. 

SEAT Ateca 1.5 EcoTSI 150 CV 2WD
SEAT Ateca 1.5 EcoTSI 150 CV 2WD
SEAT Ateca 1.5 EcoTSI 150 CV 2WD

A prueba de curvas

Un buen motor y una transmisión digna de un deportivo deben ir acompañados de un destacado chasis, para lograr un producto redondo. Así sucede en el SEAT Ateca 2019, conformado a partir de la plataforma modular MQB. 

Como ya comentamos cuando lo probamos por primera vez, tenemos la sensación de estar ante un León elevado, porque atesora un aplomo perfecto a velocidades de crucero y se disfruta con él en todo tipo de curvas. Además, la dirección suma una asistencia perfecta y la desmultiplicación idónea.

La suspensión tiene ese puntito de firmeza justa, que permite no perder confort de marcha y 'sujetar' mejor la carrocería en momentos de máxima exigencia. 

Por si fuera poco, el control dinámico de la conducción SEAT Drive Profile, incluido de serie, modifica la actitud del Ateca, a través de los programas Eco, Normal, Sport e Individual; este último, configurable. De este modo, dispones de varios coches en uno, en función de tus necesidades puntuales. 

SEAT Ateca 1.5 EcoTSI 150 CV 2WD
SEAT Ateca 1.5 EcoTSI 150 CV 2WD

Mucho espacio para cuatro ocupantes

Si el buen tacto dinámico es innegable, lo mismo sucede con la habitabilidad interior y el maletero. En apenas 4,36 metros de longitud, este SUV compacto consigue que cuatro adultos de talla alta puedan viajar con toda la comodidad, algo difícil de encontrar en otros rivales directos.

La guinda al pastel la ponen los 510 litros del maletero, en la versión 4x2 (480 en la 4x4), que dan servicio a todo tipo de familias, desde las que viajan con carros de bebé, hasta las que emplean varias maletas en sus viajes.

Asimismo, el asiento del conductor ofrece un amplio reglaje en altura, lo que permite adaptarse a todo tipo de tallas y gustos personales. El diseño del salpicadero continúa siendo semejante al del León. No enamora por imagen, pero ergonómicamente no hay ningún pero. 

SEAT Ateca 1.5 EcoTSI 150 CV 2WD

Casi todo de serie

Como puedes comprobar al final del texto, el acabado Xcellence aporta un elevado equipamiento de serie, en el que no se echa en falta casi nada... excepto si eres un sibarita. Esta versión tiene una tarifa base de 32.000 euros, pero al configurarlo en la web oficial de SEAT, el desembolso se queda en 28.800, si se financia y se incluyen los descuentos.    

Por cierto, antes de finalizar, debemos recordar que el Ateca también ha estrenado una interesante variante turbodiésel, conformada por el motor 2.0 TDI, de 150 CV, y la tracción delantera, tanto manual como automática. Desde luego, es una inteligente opción de compra si tus desplazamientos diarios son largos y pretendes quedarte el coche unos cuantos años. Echa cuentas, que al diésel todavía le queda mucha vida...

SEAT Ateca 1.5 EcoTSI 150 CV 2WD

Equipamiento de serie: climatizador automático bizona, faros Full LED, control dinámico de la conducción SEAT Drive Profile, acceso y arranque sin llave, freno de estacionamiento electromecánico, sensores de alumbrado y lluvia, retrovisores exteriores plegables eléctricamente, llantas de aleación de 18 pulgadas, pantalla táctil a color de 8,0 pulgadas, navegador, Bluetooth, control electrónico del diferencial (XDS), tapicería de Alcantara, cámara trasera de asistencia al aparcamiento y sistema de alerta por cansancio del conductor.  

Opciones: apertura del portón tipo manos libres (509 euros), sistema de sonido BeatsAudio (457 euros), llantas de aleación de 19 pulgadas (821 euros), techo panorámico (1.143 euros), control de velocidad de crucero adaptativo (187 euros), sistema de aparcamiento asistido con sensores de parking delanteros (395 euros) e instrumentación digital Digital Cockpit (364 euros).  

SEAT Ateca 1.5 EcoTSI DSG-7 St&Sp XCELLENCE

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.498 cm3
Potencia 150 CV entre 5.000 y 6.000 rpm / 250 Nm entre 1.500 y 3.500 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague DSG, 7 velocidades
0-100 km/h 8,6 s
Velocidad máxima 198 km/h
Consumo 5,7 l/100 km (mixto)
Tracción Delantera
Peso en vacío 1.295 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 510 l
Precio base 32.000 euros