Con 231 CV de potencia en todos los casos, los MINI JCW hacen de la deportividad y la diversión sus mayores reclamos.

Hoy en día, la gama MINI John Cooper Works 2018 vive su mejor momento. Y no lo decimos nosotros, sino el hecho de que, actualmente, esté compuesta por hasta cuatro carrocerías: MINI tres puertas, Clubman, Countryman y Cabrio. Eso sí, todos tienen como denominador común un motor 2.0 turboalimentado de gasolina, con cuatro cilindros, que entrega 231 CV de potencia y una cifra de par máximo que oscila entre 320 y 350 Nm. 

Para poder sacar el máximo rendimiento a estos auténticos deportivos, MINI nos ha permitido ponerlos a prueba en un tramo cerrado, propio del mundo de los rallies, en el municipio madrileño de Perales de Tajuña. Pero antes, la cita nos lleva hasta un lugar realmente pintoresco, el conocido como Garaje Clásicos, en Coslada, donde tienen sitio todo tipo de modelos. También, Mini originales.

Prueba gama MINI John Cooper Works 2018
Prueba gama MINI John Cooper Works 2018

231 CV de pura diversión

Tras echar un vistazo a semejante colección de joyas, llega el momento de desplazarse hasta el virado tramo cerrado... y cronometrado. Eso sí, no se trata de una prueba de velocidad pura, sino de regularidad, con una media que oscila entre los 52 y los 67 km/h. En nuestro caso, piloto y copiloto optamos por acercarnos al promedio más alto. Porque con un coche así, más velocidad siempre asegura más diversión. 

Para hacerle frente, disfrutamos de un MINI John Cooper Works Cabrio, un modelo que está a la venta desde 37.250 euros, en el caso de la variante con cambio manual (la que empleamos en esta prueba).

Prueba gama MINI John Cooper Works 2018

Dejando a un lado la diversión que aportan siempre las pruebas de regularidad, en esta ocasión, me quedo con las sensaciones que transmite el MINI John Cooper Works en un escenario como este. Sobre todo, teniendo en cuenta que es un coche que puede alcanzar los 242 km/h y acelerar de 0 a 100 en 6,6 segundos. 

Sobre el asfalto roto del tramo, tanto que en algunos puntos el firme es casi de gravilla, es posible sacarle el máximo partido al propulsor, que ofrece una gran respuesta desde bajo régimen y una elasticidad encomiable. Algo que permite afrontar todo el recorrido en segunda y tercera velocidad. 

Prueba gama MINI John Cooper Works 2018

También resulta óptimo para descubrir la agilidad del conjunto, tanto en curvas lentas como en cambios rápidos de dirección, así como lo certera que resulta la dirección. Además, es fácil comprobar cómo el eje trasero ayuda a redondear los giros, simplemente, actuando con precisión sobre el pedal del acelerador. 

Dicho esto, debo confesar una cosa. Nos centramos tanto en divertirnos al volante que casi dejamos a un lado la toma de tiempos de la regularidad, lo que nos alejó de la victoria final en la prueba. En cualquier caso, valió la pena...

Más noticias sobre MINI:

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.998 cm3
Potencia 231 CV entre 5.200 y 6.000 rpm / 320 Nm entre 1.250 y 4.800 rpm
Caja de cambios Manual, 6 velocidades
0-100 km/h 6,6 s
Velocidad máxima 242 km/h
Consumo 6,5 l/100 km
Tracción Delantera
Peso en vacío 1.310 kg
Número de asientos 4
Capacidad del maletero 215 l
Precio base 37.250 euros

Prueba gama MINI John Cooper Works 2018