Si pensabas que el Defender con el bloque V8 de 525 CV, sobrealimentado por un compresor volumétrico, era un modelo exclusivo, ahora hay un nuevo nivel. La gama del todoterreno británico se amplía dando la bienvenida al nuevo Octa, el Defender más potente y exclusivo de toda la historia. La denominación hace referencia a la forma del octaedro o diamante: el material más resistente y lujoso de la tierra.

Bajo el capó se esconde un 4.4 V8 diferente, con doble turbocompresor y origen BMW, que produce 635 CV y 750 Nm de par, lo que confiere al modelo las prestaciones de un deportivo de pura raza incluso fuera del asfalto. Todo ello mientras viajas a bordo de un habitáculo cuidado hasta el más mínimo detalle, donde la consigna es sólo una: lujo.

Defender Octa, exterior

El nuevo Defender Octa sólo se ofrece en combinación con la variante 110. La longitud sigue estando en torno a los 5 metros, pero sí cambian la altura y la anchura. La primera aumenta 28 milímetros, mientras que la segunda, nada menos que 68 milímetros.

Así las cosas, para dar cabida a la nueva mayor anchura de vías, la carrocería se ha ensanchado considerablemente, luciendo ahora unos pasos de rueda muy pronunciados.

Land Rover Defender Octa

Vista trasera del Land Rover Defender Octa

También es nueva la gran toma de aire en el centro del paragolpes delantero, especialmente desarrollada para satisfacer las grandes necesidades de refrigeración del motor.

Igualmente es nuevo el cubrecárter situado en la parte inferior del frontal, que en el Octa es de grafito y en cuyo centro hay un gran gancho de remolque. En la parte trasera, en cambio, las diferencias se concentran en la parte inferior del paragolpes, donde destaca la presencia de cuatro salidas de escape de forma cuadrada.

Defender Octa, interior

El habitáculo del Defender Octa sigue el estilo del resto de la gama, a excepción de los asientos, desarrollados específicamente para este modelo y con los reposacabezas integrados. Según Land Rover, gracias a la tapicería muy suave resultan cómodos para un uso diario. Por supuesto, están equipados con calefacción y refrigeración, y también hay una función de masaje. 

También debemos fijarnos en el volante. En el radio inferior, hay un botón que, al pulsarlo, permite acceder al programa de conducción Octa, que permite explotar todo el rendimiento del coche. También son nuevas las levas situadas detrás del volante, cuya parte superior se ilumina en rojo cuando se activa este modo de conducción más deportivo.

Land Rover Defender Octa

Interior Land Rover Defender Octa

Defender Octa, motores y tecnología

Ya hemos hablado antes de la mecánica BMW, capaz de desarrollar 635 CV desde 5.855 rpm y 750 Nm de par desde sólo 1.800 vueltas. Cifras que, a pesar de un peso en orden de marcha de 3.230 kg, permiten al Octa acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h.

El 4x4 inglés también está equipado con un sistema de hibridación ligera que proporciona un empuje de 22 kW (30 CV) y 180 Nm en los picos de mayor demanda de fuerza. La caja de cambios, por su parte, sigue siendo la automática de ZF con convertidor de par y ocho velocidades.

Land Rover Defender Octa

La capacidad de vadeo del Defender Octa es de 100 cm

Para hacer frente a las nuevas prestaciones, la configuración del Defender Octa se ha revisado a fondo. Así, se estrena el sistema 6D Dynamics, que sustituye a las tradicionales estabilizadoras y compensa los movimientos de la carrocería actuando directamente sobre la suspensión controlada electrónicamente.

Esta solución permite limitar el balanceo y el cabeceo tanto en carretera como fuera de ella, donde, además, el Octa puede contar ahora con mejores ángulos de ataque y salida y una capacidad récord de vadeo de 100 centímetros.

En su configuración estándar, el Octa se ofrece con llantas de aleación de 22 pulgadas y neumáticos All Season, aunque con una huella especialmente enfocada a la carretera. Con estas ruedas, el coche es capaz de alcanzar los 250 km/h sin ninguna dificultad.

Land Rover Defender Octa

Land Rover Defender Octa, recorrido 'off road'

Para aquellos que también quieran sacar partido del Defender Octa fuera del asfalto, Land Rover ofrece dos neumáticos todoterreno BFGoodrich diferentes para llantas de aleación de 20 pulgadas. Con los de banda de rodadura intermedia, la velocidad máxima del modelo se limita a 209 km/h, mientras que con los plenamente específicos para el campo, ese registro cae a sólo 159 km/h.

Defender Octa, precios

El Defender Octa se fabricará en pequeñas series y se ofrecerá con dos acabados. El primero, denominado simplemente Octa, se ofrece a un precio de 207.450 euros. Para quienes busquen la máxima exclusividad, en cambio, está el Edition One, que se fabricará en un número aún menor de unidades y que se distingue por el uso de fibra para diversas inserciones en la carrocería y en el interior. En este caso, el precio asciende a 228.550 euros.

Defender Octa, rivales

Cuando se habla de todoterrenos de ultralujo, no se puede dejar de mencionar al Mercedes-AMG G 63, pues es la alternativa por excelencia al Defender y más a esta versión Octa. No en vano, se mueve con un bloque V8 biturbo de 585 CV y un precio de catálogo de más de 200.000 euros.

Si, por el contrario, estás dispuesto a renunciar a parte del carácter todoterreno que caracteriza al Defender, puedes decantarte por el BMW X7 M60i de 530 CV, que en cuanto a lujo y exclusividad no tiene nada que envidiarle. Y además es más barato.

Galería: Land Rover Defender Octa