En el marco de la Land Rover Party Les Comes, que se celebra este fin de semana en la finca homónima barcelonesa, con más de 700 coches inscritos, pudimos volver a probar a fondo el Land Rover Defender 90 en versión turbodiésel D250, con hibridación ligera (batería de 48V) y etiqueta Eco. 

Sin duda, no pudo haber mejor marco para disfrutar de un todoterreno impactante visualmente y brillante y eficaz cuando abandona el asfalto. Un verdadero titán que superó las pistas más exigentes del recorrido, con asfalto seco, eso sí, pues en mojado hubiésemos tenido alguna dificultad más por la peor motricidad. 

La carrocería corta del modelo británico, con apenas 4,32 metros de largo, nos facilitó aún más las cosas, junto con el enorme surtido de ayudas 4x4 electrónicas: reductora (2,93:1), bloqueo de los diferenciales central y trasero, suspensión neumática, control de descenso de pendientes, cámara Surround 3D o los programas de conducción Terrain Response 2 y el control de crucero All Terrain Progress Control. 

Galería: Goodyear Wrangler All-Terrain Adventure

Configuración SUV, capacidad todoterreno

Cabe recordar que, en esta entrega moderna, el Defender se ha desarrollado sobre un chasis monocasco y con suspensiones independientes en ambos ejes, es decir, una configuración que, a priori, puede parecer exclusiva para el asfalto, pero verdaderamente también resulta compatible con un 'off road' extremo, como demuestra este vehículo.

En nuestro ejemplar también destacaron los neumáticos Goodyear Wrangler All-Terrain Adventure, que se comportaron a las mil maravillas, pues otorgaron una tracción realmente buena incluso sobre piedras lisas y superando escalones.

En la prueba realizada a esta rueda (analizada también en Les Comes), ya comenté que se trata de un modelo intermedio dentro de la familia Wrangler, pensado para un uso mixto (50% carretera y 50% campo), que viene, como el resto de la gama, con la etiqueta M+S, aunque por sus cualidades equivale perfectamente a un neumático de invierno.

Goodyear Wrangler All-Terrain Adventure

Diésel muy 'lleno'

También el hecho de contar con 570 Nm prácticamente desde el ralentí supuso todo un seguro de vida para superar, a golpe de gas, largas cuestas llenas de dificultades. Además, el control de descenso de pendientes facilitó totalmente la tarea a la hora de completar bajadas muy pronunciadas. 

En una de ellas, la inclinación lateral supuso el momento más excitante de la jornada, pues tuve que realizar la maniobra de forma lenta y precisa para salir indemnes y no correr el riesgo de volcar. También jugamos con las inercias en ciertos momentos extremos con el fin de superar algún que otro obstáculo radical. 

Goodyear Wrangler All-Terrain Adventure

¿4x4 manual o automático?

En los momentos más técnicos, el bloqueo trasero jugó un papel fundamental para impulsar el coche (bendito 'tirón' procedente del tren posterior). En fin, una mañana intensa, divertida y realmente excitante practicando 4x4, una tradición que, por fortuna, se podrá mantener en la era eléctrica. Lo difícil será hacerlo evitando una multa de las autoridades pertinentes por conducir por zonas prohibidas a tal fin, que cada vez son más...

Quizá algún purista no acabe de preferir esta conducción moderna y prefiera seguir con su vehículo manual para seguir sintiéndose más protagonista al volante y acentuar sus aptitudes fuera del asfalto. En cualquier caso, este Defender de última hornada hace pasar momentos únicos e inolvidables.  

Galería: Defender Experience Les Comes 2023

El Defender por asfalto

También pudimos conducir el Defender por asfalto, principalmente en vías de primer orden. La comodidad imperó en todo momento y el tacto resultó bastante más preciso de lo que ofrecen otros todoterrenos puros, si bien los sonidos aerodinámicos están algo más presentes que en turismo debido a su formato cuadrado.

Lógicamente, las inercias son más acusadas que en un SUV, al igual que los balanceos, pero no es un coche difícil de conducir ni complejo de reacciones, algo que no es fácil de conseguir en un 4x4 con más de 2,2 toneladas de peso en vacío.   

Por su parte, la combinación motor/transmisión genera un gran rendimiento combinado con un funcionamiento general muy agradable. La mecánica diésel de 3,0 litros y seis cilindros en línea mueve con soltura el coche, hasta el punto de que hace el 0 a 100 en 8 segundos. 

La caja con convertidor de par y ocho velocidades realiza transiciones suaves y precisas, y en el campo también se convierte en un excelente aliado. ¿El consumo? A partir de 8,5 litros cada 100 km en recorridos interurbanos. En el resto de situaciones, la cifra es mayor. 

Un coche exclusivo... y caro

En el caso de la variante 90, las plazas traseras ofrecen un buen tamaño pero el maletero se queda en 240 litros, por lo que su uso queda limitado a personas sin necesidades familiares. De hecho, caben dos maletas válidas para cabinas de avión, pero quedan montadas una encima de la otra. Por cierto, la apertura del portón es longitudinal y en él se encuentra la rueda de repuesto completa, básica en conducción 'off-road', pero que reduce algo la visibilidad por el retrovisor interior. 

La etiqueta Eco facilita la movilidad urbana, aunque también hay que tener en cuenta las enormes cotas de anchura (2 metros) y altura (1,97), sobre todo a la hora de acceder a parkings privados. 

En el caso de la unidad probada, dotada del acabado X-Dynamic HSE, la tarifa asciende a 93.700 euros. Desde luego, el Land Rover Defender es un vehículo caro, pero ten en cuenta su destacada versatilidad y su maravillosa combinación entre coche familiar y 4x4 apto para las rutas más técnicas. Ay, si fuera rico... 

Land Rover Defender 90 D250 AWD Auto MHEV X-Dynamic HSE

Motor Diésel, 6 cilindros en línea, turboalimentado, 2.996 cm³
Potencia 250 CV a 4.000 rpm
Par máximo 570 Nm entre 1.250 y 2.250 rpm
Caja de cambios Automática con convertidor de par, 8 velocidades
0-100 km/h 8 s
Velocidad máxima 188 km/h
Consumo 8,4 l/100 km
Tracción Total con reductora
Longitud 4,32 m
Anchura 2,0 m
Altura 1,97 m
Peso en vacío 2.240 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 240 l
Precio base 93.700 euros