Tener y conducir una Vespa significa destacar. Es la esencia misma del icono italiano y lo que la distingue de los numerosos scooters urbanos. Así pues, es fácil entender por qué Vespa se ha hecho tan popular, ya que sus modelos están claramente por encima del resto: su estilo, y también su precio, son prueba de esa exclusividad.

A lo largo de los años, la marca italiana ha lanzado sus scooters en innumerables colores y ediciones especiales. De hecho, los clientes pueden optar por pinturas llamativas como la Arancio Impulsivo y la Giallo Limone.

Por otro lado, si te gusta más la elegancia y la sutileza, es posible elegir el Negro Matte, o quizás también el Travolgente Gray, que acaba de lanzarse para la Vespa GTV 300 en Japón.

Vespa se vuelve elegante y deportiva con el nuevo motivo gris Travolgente para la GTV300
Vespa se vuelve elegante y deportiva con el nuevo motivo gris Travolgente para la GTV300

El nuevo Gris Travolgente de Vespa, que se traduce como "gris abrumador", es, efectivamente, elegante, pero además se le ha dado un toque deportivo con una brillante franja arancio (naranja en italiano) que destaca sobre el conjunto.

Esta tira se extiende hasta la parte delantera desde los laterales del carenado y se pueden encontrar detalles naranjas similares en la parrilla y las llantas. Como siempre, Vespa trabaja mucho la personalización de sus creaciones. 

En cuanto a las cualidades de este scooter, conserva la tecnología estándar de la GTV 300, que es uno de los modelos más premium del fabricante transalpino. Cuenta con faro LED, montado bajo el guardabarros, como en los scooters clásicos del pasado. La GTV 300 también suma un cuadro de instrumentos digital y arranque sin llave.

Este modelo está propulsado por el motor HPE (High Performance Engine) de Vespa, una mecánica de 278 cm3 refrigerada por líquido con 24 CV, más que suficiente para un scooter diseñado principalmente para pasear con estilo por la ciudad.

¿El precio de este modelo en Japón? 913.000 yenes, unos 5.270 euros, una cantidad bastante elevada para un scooter. Pero bueno, las Vespas nunca han sido sensatas en este aspecto...