Si pensabas que los restomods (coches clásicos renovados con componentes de última generación) eran sólo objetos para guardar en un garaje y conducirlos unos pocos kilómetros al año, el nuevo Kimera K39 te hará cambiar de opinión.

Se trata del tercer trabajo de la firma italiana, precedido por el EVO37 y el EVO38 (tienes información de ellos al final del artículo), que toma la inspiración y la decoración del Lancia Beta Montecarlo del equipo Martini Racing.

Pero, ¿qué lo diferencia de los demás? Sencillo, el objetivo es llevarlo a la edición 2025 de Pikes Peak, la legendaria competición estadounidense que se celebra cada año en las Montañas Rocosas. Sí, estamos ante un restomod de carreras... que va a disputar una.

Más allá de los límites

Bautizado como Hyper Retromod, el Kimera K39 apuesta por una aerodinámica exagerada, como la de un coche de carreras. El vehículo está basado en un bastidor monocasco de fibra de carbono, material utilizado también para cada centímetro cuadrado de la carrocería.

Una ligereza extrema que recuerda al Beta Montecarlo Turbo Grupo 5, un deportivo bellísimo que fue protagonista del Campeonato del Mundo de Rallies a finales de los años 70 y 80.

Kimera K39

Kimera K39, frontal

Kimera K39

Kimera K39, trasera

¿Mismo motor que el EVO38?

Las especificaciones técnicas aún no se han desvelado, pero teniendo que subir hasta los 4.301 metros del monte Pikes Peak nos atrevemos a apostar por la presencia de la tracción total, tomada del Kimera EVO38 presentado en el Salón de Ginebra 2024.

El 'hermano' del K39 está propulsado por un bloque de 2,1 litros con compresor volumétrico que produce 600 CV, acompañado de una caja de cambios manual de seis velocidades, para un peso total de sólo 1.100 kg.

También se podría optar por la propulsión trasera del EVO37 de 505 CV, pero nos extrañaría que fuera así. En cualquier caso, estaremos atentos a futuras informaciones de este espectacular vehículo. 

Galería: Kimera K39