Tesla ha sido pionera en el cambio de paradigma de la industria automovilística, con el Model S como primer vehículo eléctrico de masas. La berlina eléctrica lleva 12 años en el mercado, así que le ha llegado el momento de una nueva generación.

Es cierto que Tesla no es un fabricante como los demás, pero nadie mantendría el mismo coche sin cambios durante más de 12 años. De hecho, la competencia avanza: pensamos en particular en el Lucid Air Sapphire (ver más abajo), que se ha convertido en la berlina eléctrica más rápida del mundo.

La empresa dirigida por Elon Musk aún no ha anunciado oficialmente nada sobre la posible llegada del nuevo Model S, pero hay indicios de que algo se está cociendo dentro del fabricante estadounidense.

Galería: Lucid Air Sapphire

Una nueva plataforma

Tesla está trabajando en un vehículo eléctrico basado en una nueva plataforma. El proyecto se llama 'Redwood' internamente y es un crossover que se lanzará el año que viene. En una rueda de prensa celebrada en enero, Elon Musk confirmó que el primer Tesla de nueva generación entraría en producción en Texas a mediados de 2025. 

Lógicamente, esta nueva arquitectura no se utilizará para un único vehículo. Según un artículo de Reuters, al menos otros dos modelos utilizarán esta nueva base, cuyo nombre en código interno es NV9X. Y es de suponer que no todos ellos serán crossovers o SUV.

De hecho, leyendo entre líneas, parece que la plataforma se ha desarrollado tanto para vehículos compactos y prácticos como para automóviles más grandes y lujosos, como el propio Model S.

Galería: Tesla Model S 2023

La competencia se intensifica

Cuando debutó el Model S, no tenía rivales directos y se estableció como una propuesta única entre los vehículos eléctricos de la época. Hoy, sin embargo, hay una serie de berlinas eléctricas de gama alta más rápidas, eficientes y con mayor autonomía. Hablamos del BMW i5 (ver más abajo), del Mercedes-Benz EQE y del Porsche Taycan, que satisface a todos los entusiastas de la conducción.

Como las ventas globales en este segmento siguen siendo buenas, es poco probable que Tesla quiera perder terreno donde una vez dominó. En total, la empresa norteamericana ha vendido algo menos de 69.000 Model S, pero una nueva versión podría sacudir el mercado. 

Galería: Prueba BMW i5 M60 xDrive 2024

En su corta historia, Tesla nunca ha lanzado un nuevo modelo de segunda generación para sustituir a un coche existente en su gama. La única vez fue con el Roadster, pero sería una pena no ver un sucesor del Model S. ¡Permaneceremos atentos!