Malas noticias: hay un Koenigsegg Jesko menos en el mundo. Un ejemplar ardió por completo el pasado fin de semana en Grecia durante un rally. El coche acabó totalmente calcinado e irreconocible en la carretera, aunque por suerte nadie resultó herido. 

Tras este incidente, la marca de lujo sueca ha pedido a los otros propietarios de un Jesko que no muevan sus coches hasta que se determine la causa de este desastroso incendio. Yo si tuviera uno, no lo conduciría ahora mismo, desde luego.

El siniestro se produjo en la mañana del 15 de junio. Según Autoblog.gr, el Jesko ardió pocos minutos después de salir de un hotel cerca de la ciudad de Marousi. Había dos personas en el coche cuando se inició el incendio y, supuestamente, circulaba a baja velocidad en ese momento. Cuando finalmente se extinguieron las llamas, las únicas piezas identificables eran las llantas.

Koenigsegg Jesko Fire

Por el momento, no se sabe cómo se originó el incendio. Como comentaba antes, la publicación Egg Registry informa de que Koenigsegg ha enviado un correo electrónico a los propietarios del Jesko pidiéndoles que aparquen sus coches hasta que se aclare todo.

Curiosamente, el e-mail contradice el artículo de Autoblog.gr, porque explica que los testigos observaron que el Jesko se estaba utilizando de forma intensa antes del incendio.

Al parecer, también hacía bastante calor en el exterior, con temperaturas cercanas a los 37 grados a pesar de la temprana hora del día. Se desconoce si este factor fue determinante, pero sospechamos que los ingenieros de Koenigsegg tendrán mucho trabajo tratando de averiguarlo.

Este Jesko calcinado era uno de los más de 70 supercoches que participaban en el Six2Six Europe Tour, que empezó en Atenas y terminará en Mónaco. Al parecer, el vehículo se entregó a su propietario pocas semanas antes del evento y tenía algo más de 160 kilómetros.

Más en concreto, era uno de los 125 Jesko que Koenigsegg fabricará antes de que finalice la producción de este hipercoche V8 biturbo de 1.600 CV si se emplea bioetanol E85, cifra que baja a 1.280 con gasolina convencional.

Galería: Koenigsegg Jesko de preproducción