Si no eres experto en la mecánica de tu automóvil, es bastante posible que cuando veas encendido un testigo de alerta en el cuadro de instrumentos de tu coche empieces a vivir un drama. Según cual sea ese testigo, deberías preocuparte más o menos, y acudir al taller más rápido de lo previsto. Sin embargo, existen herramientas al alcance de todos para 'diagnosticar' lo que le sucede al coche, incluso antes de llevárselo al mecánico. 

Una de esas herramientas es Carly OBD, una aplicación de diagnosis para el vehículo, que mediante un pequeño escáner OBD que se conecta a la toma OBD y una aplicación para el teléfono móvil, te permite conocer la 'salud' de tu automóvil en tiempo real, consultar los posibles fallos (incluso los que no advertimos a través de un testigo de alerta), borrar esos fallos o conocer el plan de mantenimiento oficial del vehículo que recomienda el fabricante.

Una ayuda fundamental para todos esos usuarios que 'desconfían' cuando solicitan un presupuesto en un taller cualquiera, ya que gracias a las funciones de Carly, puedes obtener un informe del estado del vehículo antes de que pase por el taller y compararlo, una vez que has recibido el coche arreglado, para corroborar que todas las acciones que te han hecho en el taller son reales.

Galería: Carly OBD, aplicación de diagnosis

El método de actuación es bastante sencillo, ya que sólo tienes que conectar el pequeño escáner, de 7 cm de largo por 2 de ancho, en la toma OBD del coche, ubicada en la parte baja del lado izquierdo del salpicadero (por ley todos los coche nuevos desde 2011 deben llevarlo en esa zona). Una vez conectado, arranca el motor y abre la aplicación de Carly OBD.

Carly, aplicación de diagnosis

En ese momento, el proceso de diagnosis comienza, por ejemplo, leyendo la información de más de 80 centralitas electrónicas del coche. En un par de minutos, la aplicación móvil te ofrece información de los posibles fallos detectados y el nivel de gravedad de los mismos con una escala de colores que va del verde al rojo, en función de su menor o mayor gravedad.

Las estimaciones apuntan a que, a la hora de llevar el coche a un taller, los propietarios asumen entre 500 y 2.000 euros anuales. Y por otra parte, reparar una avería del coche es un 20% más caro que en 2022, según los datos del Bureau of Labor Statistics (BLS).

Carly OBD, aplicación de diagnosis

Carly OBD, aplicación de diagnosis

Otro aspecto importante de Carly OBD se centra en los vehículos de ocasión o de segunda mano. Gracias a la información que obtenemos, podemos saber si los kilómetros que el vendedor nos dice que tiene el coche usado son reales o si no esconde fallos ocultos que no podemos ver a simple vista.

¿Sirve para cualquier coche? Pues en principio, los únicos requisitos son que sea un vehículo relativamente moderno (que tenga toma OBD) y que pertenezca a alguna de las 80 marcas que están en la base de datos de Carly OBD. Y no tengas dudas sobre si esta aplicación afecta a la garantía oficial de un coche nuevo, porque si sigues las indicaciones de Carly, no tienes nada de qué preocuparte.

Carly OBD, aplicación de diagnosis

Carly OBD, aplicación de diagnosis

Asimismo, esta aplicación no sólo ofrece información de diagnosis, sino que también cumple una ayuda como mecánico virtual, informando del plan de mantenimiento del vehículo, las referencias indicadas por el fabricante para el aceite, los filtros, correas... e información específica de cómo realizar algunas de esas acciones de mantenimiento, todas supervisadas por mecánicos expertos.

Carly OBD, aplicación de diagnosis

Carly OBD, aplicación de diagnosis

No debemos olvidar que Carly OBD es una empresa europea, ubicada en Alemania (en el país germano hay más de 2,5 millones de usuarios de Carly), que tiene acceso a las bases de datos de los principales fabricantes de automóviles del mundo, para ofrecer a sus clientes información útil y 100% segura.

Es más, en el caso de algunos fabricantes como Audi, BMW/MINI o Volkswagen, se puede acceder a funciones extras, denominadas Codificación Carly, que nos permiten activar o desconectar algunos sistemas de confort del vehículo relativas al sistema de iluminación, climatización, apertura del coche...

Carly OBD, aplicación de diagnosis

Carly OBD, aplicación de diagnosis

Y todo esto está disponible para el público en dos prácticos planes: Básico y Premium. Si quieres conocer los precios, lo mejor es que visites la web de Carly OBD,  selecciones la marca de tu vehículo y así obtendrás las tarifas de ambas opciones. En cualquier caso, debes tener en cuenta que por el precio medio de una diagnosis en un taller (entre 60 y 100 euros), puedes obtener Carly y realizar cuantos diagnósticos quieras.

En resumen, Carly OBD te ofrece, por una cantidad de dinero al año muy razonable, todas estas funciones:

  • Diagnóstico en tiempo real: permite a los usuarios obtener información precisa e instantánea sobre el estado de su vehículo. Se puede acceder a datos detallados sobre todos los sistemas del coche, incluyendo el motor, la transmisión, el sistema de frenos, la electrónica y más.
  • Mantenimiento preventivo: ayuda a prevenir problemas antes de que se conviertan en críticos y más costosos. Además, con guías de reparación personalizadas, se pueden realizar reparaciones básicas (como un cambio de aceite) que pueden costar una cantidad elevada en un taller.
  • Mecánico de bolsillo: brinda datos valiosos y conocimientos que solamente un mecánico experto podría dar. Las funciones de Carly usualmente sólo se pueden encontrar en herramientas profesionales muy costosas.
  • Facilidad de uso: la aplicación se ha diseñado pensando en la accesibilidad y la simplicidad. Cualquier persona puede utilizarla con facilidad para obtener información sobre su automóvil. Está disponible tanto para iPhone como para Android.
  • Escáner OBD2 Carly: la tecnología de Carly se adapta a cualquier vehículo con un puerto OBD2 (generalmente modelos fabricados a partir de 2003) y es compatible con más de 80 marcas de automóviles.