Para aquellos que no lo sepan, antes del Ferrari Testarossa existió el 512 BB. Debutó en 1973 y fue el primer Ferrari de carretera con motor central. También tuvo la distinción de sustituir al icónico Daytona, y adquirir uno en excelentes condiciones en la actualidad te costaría unos 250.000 euros.

Este modelo de 1980 no está en un estado excelente, pero después de 28 años por fin este Ferrari 512 BB está dando pasos en la dirección correcta, para volver a estar en plena forma, para suerte de su propietario.

Este Ferrari olvidado es el tema del último proyecto del equipo de WD Detailing en YouTube, y mentiríamos si dijéramos que no estamos un poco celosos. Limpiar coches en muy mal estado puede ser una tarea ardua, pero poner las manos sobre un 512 BB no es algo que ocurra todos los días.

Solamente se construyeron 2.323 unidades, y ninguna se vendió originalmente en EE. UU., lo que significa que se trata de un Cavallino Rampante poco común. Este 512 BB en particular ha recorrido 19.309 millas (unos 31.075 km), pero ha permanecido inmóvil en lo que llevamos de siglo XXI. Lleva aparcado desde 1996.

Según el vídeo, el propietario actual compró este Ferrari en una subasta en Georgia junto con un Lamborghini Miura. Disfrutó del 512 durante un tiempo, pero la vida y la familia se cruzaron en su camino y el coche quedó aparcado. Los meses se convirtieron en años, luego en décadas... y por desgracia no es la primera vez que oímos esta historia.

Sin embargo, es la primera vez que la escuchamos con un Ferrari clásico. A juzgar por su estado en el granero, diríamos que no ha estado completamente intacto durante todos estos años, y sin duda está sucio. También está infestado de ratones, como lo demuestra el enorme 'hogar' que se encuentra en el motor plano V12 de 5 litros.

El interior también está lleno de excrementos de ratón y moho, pero gracias a la magia del 'timelapse', vemos cómo el coche vuelve a la vida. Por desgracia, ninguna limpieza puede arreglar el salpicadero delantero dañado, pero por algo se empieza.

Ferrari 512 BB

En este vídeo de 37 minutos se condensan días de trabajo, y al final vemos un Ferrari de un rojo glorioso. La pintura de una sola capa se ha pulido hasta conseguir un brillo resplandeciente, y aunque el interior marrón muestra un poco de envejecimiento, al menos está limpio.

No hubo ningún intento de encender el motor, eso vendrá después de una necesaria visita al mecánico. Pero este Ferrari está en camino de volver a rodar por la autopista después de un largo letargo.