Estamos inmersos en una revolución dentro del mundo de la automoción, que ha virado claramente hacia la electricidad como principal fuente de energía para alimentar a los automóviles. Y si bien los fabricantes están haciendo un importante esfuerzo por cumplir con los requerimientos de instituciones y público, lo cierto es que eso no es suficiente.

Parece evidente que toda esta 'revolución' eléctrica tiene que ir acompañada de otros factores igual de importantes. Actores como las redes de recarga rápida deben acompañar esta nueva tendencia y ahí, empresas como Gravity Technologies, resultan vitales.

Es posible que no te suene de nada, pero debes saber que, el pasado mes de marzo, Gravity Technologies inauguró la estación de recarga de vehículos eléctricos más rápida de Estados Unidos. Ahora, también nos sorprende con un nuevo cargador ultrarápido para las aceras de las ciudades. Este nuevo sistema de recarga en la vía pública podríamos denominarlos como 'árboles de carga' urbanos y aquí tienes las primeras imágenes.

Galería: Puntos de carga en la calle Gravity Technologies

El curioso diseño de estos puntos de carga verticales los hacen especialmente útiles para su instalación en las vías públicas, algo que agradecerán los usuarios de coches eléctricos que no disponen de una plaza de aparcamiento propia con punto de carga eléctrico personal.

Gravity Technologies prevé un futuro próximo en el que decenas de miles de plazas de aparcamiento en las calles de las ciudades tendrán un punto de recarga rápida, y está "tratando de desarrollar una red de recarga DEAP en la calle más amplia que la actual red de Supercargadores de Tesla".

Según los datos, la empresa está asociada con Rangr Studio, que ha desarrollado el diseño de un sistema vertical, a modo de poste con brazo articulado, que sortea los posibles puntos conflictivos, desde ocupar el mínimo espacio, hasta dar servicio a un vehículo eléctrico independientemente de donde tenga su toma de recarga y evitar actos vandálicos gracias a ese diseño en forma de poste.

"En estos momentos, las ciudades estadounidenses están optando por la recarga en la acera que los conductores utilizarán en las próximas décadas", afirma Moshe Cohen, fundador y CEO de Gravity. "Desgraciadamente, muchas buscan obsoletas recargas nocturnas de nivel 2 con cables que abarrotan las aceras y que no se ajustan a las necesidades de los conductores urbanos de vehículos eléctricos. Los conductores de vehículos eléctricos necesitan y merecen algo mucho mejor".

Estos 'árboles' DEAP (Distributed Energy Access Points) montan puntos de acceso de energía distribuida en postes situados en el borde de la acera. Un brazo articulado sostiene el cable de carga por encima de la calle y pivota hacia abajo cuando llega el momento de enchufarlo. Gravity dice que la solución no requiere actualizaciones de la red eléctrica, y ofrece una carga de 200 kW para una autonomía de hasta 200 millas (322 km) en 13 minutos o en sólo 5 minutos recargando a una potencia máxima de 500 kW.

Puntos de carga en la calle Gravity Technologies

"Con una adopción incluso parcial por parte de las ciudades estadounidenses, este producto por sí solo podría convertirse rápidamente en la mayor red de recarga rápida de Estados Unidos, eclipsando incluso a la red de supercargadores de Tesla", añadió Cohen.

Esta solución es compatible para cualquier marca o modelo de vehículo eléctrico actualmente a la venta en el mercado, al tiempo que según el fabricante es adecuada para aparcamientos en la calle y residenciales.

Según afirma Gravity Technologies, sus 'árboles de carga' están diseñados para albergar otras tecnologías urbanas inteligentes, como alumbrado público LED, wifi público y 5G, sensores medioambientales, sistemas de megafonía y cámaras de tráfico.