Cuando tu clientela tiene millones de euros para gastar en un hipercoche, no hay que escatimar a la hora de ofrecer equipamiento extra. Así, el CEO de Bugatti Rimac, Mate Rimac, tiene la descabellada idea de incluir una estación de servicio en la compra de un vehículo. El genio de la marca Rimac no descarta la idea de facilitar a los propietarios el repostaje de sus coches de combustión desde casa.

Este empresario croata de 36 años cree que el motor de combustión interna aún tiene mucho futuro. Tal vez no con combustibles fósiles, sino con carburante sintético, tal y como consideran Porsche o Lamborghini.

En su intervención en la Cumbre sobre el Futuro del Automóvil organizada por el Financial Times en Londres, Rimac compartió su visión: "Incluso se podrían hacer unas bonitas estaciones de servicio Bugatti para las casas de los propietarios, gracias a los combustibles sintéticos".

No es de extrañar que el máximo responsable de la empresa sacara el tema de los combustibles sintéticos. Como comentaba antes, Porsche, que posee el 45% de Bugatti Rimac, fabrica eFuel en una planta piloto en Chile desde diciembre de 2022. Se produce a partir de agua y dióxido de carbono con energía eólica.

Rimac no mencionó la conexión con Porsche , pero no sería una idea tan descabellada poner eFuel en un Bugatti dentro de unos años. Después de todo, estos coches se fabrican en cantidades limitadas (450 Veyron y 500 Chiron) y sus propietarios apenas los conducen, así que la demanda no sería tan alta.

Por otra parte, el próximo hipercoche de Bugatti se presentará el 20 de junio y se anuncia como un modelo totalmente nuevo. Rimac afirmó que no se ha trasladado ni una sola pieza del Nevera o del Chiron. También dijo que tendrá un diseño exterior evolutivo combinado con "algunas locuras" en el interior, donde habrá un aumento de la calidad.

La gran novedad técnica será sin duda el nuevo motor V16 que aparece en la imagen. Se trata de un bloque atmosférico de aproximadamente 1 metro de largo. Rimac dijo que es una mecánica completamente nueva que Bugatti pretende utilizar "durante un tiempo". Es probable que su vida útil se extienda más allá de 2035, pues ya se ha incluido una exención para los vehículos que funcionan con combustible sintético.

Eso anima a las marcas de élite para multimillonarios a seguir invirtiendo en motores de combustión. El propio Mate Rimac dijo que el Nevera eléctrico aún no se ha agotado porque los clientes de gama alta suelen preferir todavía vehículos térmicos.