Las ventas de coches eléctricos en Europa (y fuera de nuestro continente) no acaban de despegar como se esperaba y muchos fabricantes están revisando sus planes de transición ecológica, alargando la vida de los modelos y los motores térmicos en previsión de tiempos mejores.

Esta situación no incluye a Opel, que de hecho confirma sus planes originales de presentar sólo vehículos sin emisiones en el Viejo Continente a partir de 2025.

Así lo ha confirmado directamente el consejero delegado de la marca alemana, Florian Huettl, en una entrevista concedida a Automotive News, en la que afirma que la empresa de Rüsselsheim está creando "con fuerza" coches eléctricos y añade: "Nuestro objetivo es hacer que estos coches sean realmente accesibles a una base de clientes más amplia".

Inicio por los SUV

Contundente declaración de intenciones realizada durante la presentación del nuevo Opel Frontera eléctrico, heredero del Crossland. Un modelo también disponible con tren motriz híbrido ligero que, en en el caso de la variante eléctrica Long Range, declara una autonomía superior a los 400 km. 

<p>Opel Frontera 2024</p>

Opel Frontera 2024

<p>Opel Grandland 2024</p>

Opel Grandland 2024

Estas variadas opciones de propulsión son posibles gracias a las plataformas multienergía de Stellantis, que Opel, sin embargo, no quiere seguir explotando. "Con el Frontera y el nuevo Grandland estamos completando la primera fase de electrificación de Opel, en la que coexisten motores eléctricos y de combustión", dijo Huettl.

A continuación, subrayó que "avanzaremos con la próxima generación de modelos, que ya serán exclusivamente eléctricos. Hemos dado un buen ejemplo con el concept Experimental. A Opel le gusta trabajar con prototipos y convertirlos en realidad. El Experimental muestra el siguiente paso en nuestros planes de ser totalmente eléctricos con futuros modelos".

Turno del coche económico pequeño

Para que los eléctricos sean cada vez más accesibles, Huettl anticipó que Opel está trabajando en un nuevo coche sin emisiones económico con un precio de partida inferior a 25.000 euros.

Será, de hecho, un 'primo' del nuevo Citroën C3 y del próximo Fiat Panda eléctrico, basado por tanto en la plataforma Smart Car de Stellantis, tal y como sucede en el Frontera, que estará emparentado por lo tanto con el C3 Aircross

Galería: Opel Frontera 2024