Vauxhall (o lo que es lo mismo, Opel en las islas británicas) acaba de presentar un nuevo SUV. La edición especial Griffin del eléctrico Mokka-e promete una entrada asequible en el mundo de la movilidad eléctrica con un precio de partida de 29.495 libras esterlinas (34.540 euros al cambio).

Esto lo convierte en unos 7.100 euros más barato que el Mokka-e en acabado Design que se comercializa en Gran Bretaña. Sin embargo, la reducción de precio viene acompañada de una notable disminución de la potencia y la autonomía.

Galería: Opel Mokka-e 2020

Mientras que el Opel Mokka eléctrico recién actualizado viene con una batería más grande de 54 kWh, la edición especial Griffin lleva la antigua de 50 kWh, que asegura una autonomía combinada de hasta 209 millas (336 km) según el ciclo de homologación WLTP.

La potencia también se ha rebajado: de 154 CV en la versión renovada a 136 en el Griffin, igualando las cifras anteriores al restyling del SUV urbano alemán. Las opciones de carga incluyen una recarga rápida de corriente continua (CC) de 100 kW o una en corriente alterna (CA) de 7 kW, como la que puedes instalar en casa.

El equipamiento de serie es bastante bueno. Adornado con un techo negro en contraste, cristales traseros tintados y llantas de aleación plateadas de 17 pulgadas, el todocamino no dejará indiferente a nadie. Además, los clientes tienen la libertad de elegir entre toda la paleta de colores exteriores del Mokka, incluida la pintura metalizada, sin coste adicional.

En el interior encontrarás una mezcla de confort y sofisticación. El volante con efecto cuero añade un toque de elegancia, mientras que aparcar es más fácil con la cámara de visión trasera panorámica y los sensores posteriores.

Además, el acabado Griffin viene cargado de funciones de conectividad, como el sistema de infoentretenimiento Multimedia Pure Panel de Vauxhall, compatible con Apple CarPlay y Android Auto, junto con Vauxhall Connect para la programación remota de la carga y el preacondicionamiento de la temperatura del habitáculo. Otros extras son los asientos delanteros y el volante calefactados, así como el climatizador automático.

Opel Mokka-e 2020

Además, Vauxhall se ha asociado con Tesco para ofrecer un año de recarga gratuita a los nuevos clientes de vehículos eléctricos Vauxhall en todo el Reino Unido. Además, a través de su campaña Electric Streets of Britain, la marca está colaborando con operadores de puntos de recarga para acelerar la instalación de conexiones residenciales en las calles.

Asismismo, el Mokka-e Griffin viene con la oferta Plug & Go de la firma, que ofrece una garantía de batería de ocho años/100.000 millas (160.000 km) y tres años de asistencia en carretera de serie.

Los pedidos de este SUV eléctrico se abren a partir del 17 de abril, y las primeras entregas a los clientes están previstas para junio. Ahora sólo queda esperar a que esta versión también llegue al resto de mercados europeos.