El Bentley Bentayga se pasa al lado oscuro, si me permites el 'chascarrillo'. El acabado S Black Edition debuta en la gama del SUV británico y, como su nombre indica, presenta un aspecto totalmente negro.

Entre los detalles más destacados de este Bentayga están los pasos de rueda en color negro, un detalle que no se veía en un Bentley desde hace 105 años. Pero las curiosidades no acaban ahí.

Así se transforma

El S Black Edition se reconoce por las numerosas inserciones negras de alto brillo en la carrocería y la insignia Black Edition en el pilar trasero. Las llantas de 22 pulgadas y la tipografía Bentley también son negras, mientras que las pinzas de freno están pintadas en el denominado 'accent color', que recuerda a un tono entre dorado y bronce.

Bentley Bentayga S Black Edition

Bentley Bentayga S Black Edition

Para crear un contraste de color, hay una inserción de color específico en el paragolpes delantero, en los faldones laterales y en la parte superior del spoiler, con siete variantes a elegir: Mandarin, Signal Yellow, Klein Blue, Pillar Box Red, Ice, Hyper Green y Beluga.

Bentley Bentayga S Black Edition

Interior Bentley Bentayga S Black Edition

El habitáculo también se ha rediseñado, y el salpicadero, la consola central y la parte superior de las puertas lucen un nuevo tejido de fibra de carbono. El símbolo 'S' negro está bordado en cada asiento, mientras que la insignia Black Edition está incrustada bajo la superficie lacada de las molduras del habitáculo. Se incluye de serie un paquete Dark Chrome, con salidas de aire y mandos en negro brillante.

Los motores

En cuanto a los motores, no hay sorpresas. El S Black Edition sigue estando disponible con el 4.0 V8 biturbo de 550 CV y 770 Nm, que proporciona una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos y una velocidad máxima de 290 km/h.

La otra opción disponible para el Bentayga es la variante híbrida enchufable, asociada al propulsor 3.0 V6 TFSI, más un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) para una potencia total de 462 CV. En esta versión, acelera de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos y anuncia una velocidad máxima de 254 km/h.

Asimismo, cabe destacar asistentes a la conducción llamativos, como el Bentley Dynamic Ride (el control activo del balanceo de la carrocería), un modo Sport ajustado específicamente para el Bentayga S y la inclusión de unos escapes deportivos, que en definitiva ponen la guinda al pastel.

Galería: Bentley Bentayga S Black Edition