Si crees que vehículos todoterreno como el Ford Bronco y el Jeep Wrangler no son lo suficientemente especiales para ti, atento al nuevo Scarbo Vintage SV Rover. La empresa que construyó el 'Hoonipigasus' de Ken Block ahora ha creado un 4x4 de elevadísima potencia que adopta el estilo clásico del Land Rover Defender y cuesta casi 1,4 millones de euros.

Este vehículo está disponible con un motor central V8 sobrealimentado, pero también en versión eléctrica, para aquellos que estén más concienciados con el cuidado del medio ambiente.

El bloque V8, combinado con una transmisión automática de ocho velocidades con levas, desarrolla nada menos que 1.115 CV. Para no tener que estar parando constantemente en las gasolineras, el depósito de carburante alcanza ¡los 246 litros! Por su parte, la variante eléctrica, con una batería de iones de litio de 75 kWh (poca capacidad me parece), entrega 1.020 CV (750 kW).

Galería: Scarbo Vintage SV Rover

Una bestia imparable

No hace falta decir que estamos ante un 4x4 bestial, pero podemos corroborarlo explicando que el recorrido de las cuatro ruedas llega a 76 cm. Por supuesto, disponemos de tracción 4x4 y también de reductora, además de diferenciales delantero y trasero con bloqueo. 

Los neumáticos de 40 pulgadas, que envuelven llantas forjadas de 20 pulgadas, apenas caben debajo de los pasos de rueda ensanchados, mientras que la suspensión neumática adaptativa permite variar la configuración del vehículo según el tipo de terreno. 

El tren trasero directriz forma parte del equipamiento de serie, al igual que las pinzas de freno Brembo de seis pistones con discos carbocerámicos de 400 milímetros. ¡Parece que estamos hablando de un hiperdeportivo!

Sólo dos asientos

En la cabina hay una instrumentación digital de 12,3 pulgadas y un sistema de información y entretenimiento con pantalla de 12,8 pulgadas. Los ocupantes (sólo dos) están rodeados de Alcantara y detalles en billet de aluminio. Detrás de los asientos se encuentra un generoso compartimento de carga.

Scarbo Vintage fabrica cada SV Rover bajo pedido, con un coste inicial de 1,39 millones de euros, ha informado Motor Authority. Se trata del tercer modelo del fabricante, después del SV F1 y el SV RSR.