El BMW X5 se vuelve muy llamativo gracias a un kit de carrocería de LARTE Design. La serie de accesorios creada por el preparador alemán revoluciona la estética del SUV bávaro, dándole un aspecto aún más deportivo y mucha fibra de carbono.

Cada accesorio puede adquirirse también por separado para modificar de forma más o menos radical la silueta del X5 en todas sus versiones, desde las opciones híbridas enchufables hasta el salvaje M Competition.

Galería: BMW X5 preparación de LARTE Design

Cómo transformar un X5

El Performance Kit de LARTE Design consta de 10 complementos. En el BMW X5 se reconoce inmediatamente el nuevo capó, más redondeado y deportivo que el de serie, mientras que la parrilla de doble riñón se ha revisado por completo.

Asimismo, también destacan el splitter delantero, que hace que el BMW parezca pegado al asfalto (curioso para tratarse de un SUV), las inserciones en los pasos de rueda y las nuevas cubiertas de los retrovisores.

BMW X5 preparación de LARTE Design

BMW X5 preparación by LARTE Design

También hay faldones laterales nuevos, un difusor trasero que alberga cuatro colas de escape en acabado negro, dos alerones en la parte superior del techo y un juego revisado de llantas de aleación.

Según LARTE, los componentes se ajustan perfectamente a los puntos de fijación de los elementos originales y no se requieren adaptaciones ni pequeñas conversiones, para minimizar las molestias durante la instalación y las vibraciones durante la conducción. Además, todos los componentes están homologados por el TUV alemán y aprobados para una velocidad máxima de hasta 290 km/h.

Cuánto cuesta

Hablando de precios, el kit completo cuesta 32.000 euros, pero si se prefieren inserciones individuales del mismo color que la carrocería (y no en fibra de carbono), la tarifa baja a unos 22.000 euros. En cambio, para las llantas de aleación, con tamaños de entre 21 y 23 pulgadas, el coste de partida es de 8.500 euros el juego.

BMW X5 preparación de LARTE Design

BMW X5 preparación by LARTE Design

Como decíamos, el kit puede montarse en todas las versiones del X5, a excepción del modelo base. De esta forma, una variante como el M Competition, con sus 625 CV, se puede volver todavía más extrema.