Cuando hablamos de las primeras furgonetas camper de la historia, inevitablemente, nuestra mente tiende a recordar las Volkswagen T1, que inauguraron la tendencia de utilizar una furgoneta como una especie de hogar con ruedas. Pues bien, Eriba, el especialista perteneciente al gigante Hymer Group, apela a la nostalgia en su última creación.

Esa no es otra que la Eriba Car, una furgoneta camper basada en la Volkswagen Crafter, con vistosa tonalidad doble, en otro guiño a las T1 originales, pero adaptada al gusto y a las necesidades de un cliente más moderno y que busca otro tipo de elementos en su 'casa rodante'.

Galería: Eriba Car furgoneta camper

Diseñada para ser "cualquier cosa menos ordinaria", la nueva camper busca ofrecer a los amantes de las furgonetas algo un poco diferente.Y todo empieza por el propio fabricante, más conocido por sus excelentes caravanas, que por sus camper.

Sin embargo, Hymer quiere dotar a la gama de furgonetas camper de Eriba con un cierto aura premium y los primeros proyectos van en esa línea.

Los clientes pueden optar por compensar el blanco de la parte superior con el Azul Profundo o el Rojo Cereza o decantarse por una combinación más sutil de plata en la parte superior y Gris Iridio metalizado en la inferior.

La pintura bicolor recuerda a las combinaciones de color de los Volkswagen clásicos y de las caravanas Eriba Touring, auténticas leyendas en este nicho de mercado.

Eriba Car furgoneta camper

Pero aunque su exterior puede parecer 'arriesgado' en términos de estilo, en el interior, la Eriba Car tiene un diseño que es muy familiar. Cuenta con el elemento básico de Hymer, en forma de colchón de muelles plegable y elevado en la parte trasera, que ofrece una superficie para dormir de 200 x 136 cm por la noche; de día, se mantiene un pasillo central despejado para otras actividades.

Eriba Car furgoneta camper

Asimismo, el cuarto de baño se encuentra justo delante de la cama, en el lado del conductor, y dispone de ducha, inodoro, lavabo plegable y espejo de cortesía. Como detalle funcional, la ducha también se puede utilizar en el exterior simplemente sacándola por la ventana del baño.

Eriba Car furgoneta camper

Justo enfrente, encontramos la cocina, que alberga un hornillo de gas de dos fuegos, un fregadero, una encimera extensible y un frigorífico extraíble. Si seguimos hacia la zona delantera de la furgoneta camper, llegamos a la mesa de comedor giratoria de doble hoja, que se ajusta para acomodar a los que están sentados en la banqueta trasera de doble asiento y en los asientos giratorios (de capitán) de la zona de conducción.

Eriba Car furgoneta camper

Por otra parte, la Eriba Car también incluye un juego de comedor exterior disponible, compuesto por una mesa y sillas plegables, de tamaño adecuado para guardarlo en la zona de carga debajo de la cama.

Eriba Car furgoneta camper

La Eriba Car mide 5,99 metros de longitud y está basada mecánicamente en la Volkswagen Crafter 3500 con motor TDI de 2,0 litros en versiones de 140 o 177 CV. De serie, el motor menos potente está asociado a un cambio manual de seis velocidades y, opcionalmente, puede equipar una caja de cambios automática DSG.

Otros datos técnicos interesantes son que el habitáculo viene de serie con calefacción y sistema de agua caliente, una batería auxiliar AGM de 95 Ah y un depósito de agua dulce de 100 litros de capacidad.

Eriba Car furgoneta camper

Por último, aunque no por ello menos importante en este tipo de vehículos, toca hablar del precio. Las primeras entregas se llevarán a cabo a partir de la primavera a un coste base de 74.900 euros. Hymer Group presentó la Eriba Car en la feria de Stuttgart, siendo una de las estrellas de su estand.