Se confirman las informaciones que circulaban la semana pasada sobre el retraso en el desarrollo del Quattroporte Folgore (eléctrico). Maserati ha confirmado de forma oficial que esta versión ecológica (la única de la gama) saldrá a la venta en 2028 y que antes llegarán otros modelos sin motores de combustión. 

El primero en lanzarse será el GranCabrio Folgore, cuya presentación está prevista para finales de este año, poco después del lanzamiento de su homólogo con motor de combustión interna.

Por su parte, la variante cero emisiones del MC20 está prevista para 2025. Por último, un SUV eléctrico de gran tamaño, probablemente una versión EV del Levante, llegará en 2027. Maserati describe todos estos modelos como 100% diseñados, desarrollados y fabricados en Italia.

Galería: Maserati GranCabrio Folgore, fotos espía

"Potencias realmente elevadas"

"Impulsados por nuestro corazón de Módena, vamos a toda máquina para liderar el cambio en la electrificación, con dos de nuestros modelos icónicos ya disponibles para su compra en versiones 100% eléctricas, y otro en camino este año", comenta Davide Grasso, CEO de Maserati.

"Ofreceremos a nuestros clientes preferentes los Maserati más potentes de la historia, llevando los límites del placer de conducir a una nueva era". Ciertamente, habrá cifras de potencia realmente elevadas para estos vehículos eléctricos, como los 761 CV del GranTurismo Folgore. 

Los dos productos eléctricos a los que se refiere Grasso son el propio GranTurismo Folgore y el Grecale Folgore, ambos ya a la venta en algunos países de la Unión Europea.

Maserati, bajo el paraguas de Stellantis, se convirtió en la primera marca de lujo italiana en centrarse en el desarrollo y la producción de vehículos totalmente eléctricos. La firma italiana también participa en la Fórmula E desde 2023.

La iniciativa de electrificación del fabricante de automóviles forma parte del plan estratégico Stellantis Dare Forward 2030, presentado el 1 de marzo de 2022. La estrategia posiciona a la marca de lujo como un pilar dentro de la matriz de la organización, asegurando que todos los nuevos modelos de la marca incorporarán cadenas cinemáticas eléctricas. 

Sin embargo, no todo son buenas perspectivas para Maserati. Al parecer, Stellantis despedirá temporalmente a 1.000 trabajadores de la fábrica de Mirafiori, en Turín (Italia), entre el 12 de febrero y el 3 de marzo. Esta es la planta donde Maserati produce el Quattroporte y otros modelos.