Hablar de Westfalia en el universo camper es hacerlo de uno de los preparadores más contrastados del sector. Varias décadas de trabajo y experiencia, con fabricantes como Volkswagen, han llevado al preparador alemán al lugar de prestigio que ahora ocupa. Pero, ojo, que eso no significa que sus modelos sean inaccesibles para el común de los mortales.

En este sentido, queremos enseñaros el modelo Kelsey, en este caso, basado en la popular Ford Transit, con configuraciones desde dos hasta cuatro ocupantes; todo, incluido en el espacio de una furgoneta compacta de 5,34 metros de longitud. Además, la seria Kelsey pasa por ser el modelo más asequible de Westfalia, así que argumentos no le faltan.

La Kelsey retoma el popular y reconocido diseño del modelo Kepler One, así como su admirable distribución interior, un ejemplo de optimización del espacio. La serie Kelsey dispone de un gran salón en forma de 'L', una cocina totalmente equipada con fregadero y fogones de gas, además de una ducha fija y un lavabo. En definitiva, todo lo que le podemos pedir a una camper de acceso a la gama.

Galería: Ford Transit Westfalia Kelsey

La camper Kelsey de Westfalia destaca, entre otras muchas cosas, por su chasis Ford, una motorización turbodiésel de 130 CV de potencia y una transmisión manual de 6 velocidades. Además, la dotación de fábrica es muy completa, incluyendo ópticas principales de LED y faros antiniebla.

Y en el habitáculo nada mejor que disponer de elementos de confort para el uso diario una vez acampados, como un frigorífico con compresor integrado (51 litros) o la calefacción de gasoil y caldera de agua caliente, incluidos de serie. Gracias al techo desplegable, un segundo dormitorio con cama de matrimonio en la parte superior asegura poder pernoctar hasta un máximo de cuatro personas.

Ford Transit Westfalia Kelsey camper

En el apartado del aseo personal, no debes preocuparte de la época del año en la que te encuentres disfrutando de unos días de descanso. La Kelsey incluye un práctico inodoro ubicado en la parte trasera, junto con un 'mini' plato de ducha. Además, en verano puedes ducharte fuera mediante un sistema que ancla el grifo a la luneta trasera, tal y como puedes apreciar en las imágenes.

Ford Transit Westfalia Kelsey camper

Respecto a las capacidades de los diferentes depósitos de líquidos, la Kelsey incluye un tanque de agua limpia de 50 litros, junto a otro de aguas grises de 57 litros. Debajo del mueble de la cocina se puede llevar una bombona de gas de 2,75 kilos. Asimismo, una batería auxiliar de 100 A asegura la energía necesaria en el interior una vez acampados.

Ford Transit Westfalia Kelsey camper

Por último, debemos hablar del precio. Según equipamientos y configuraciones, puedes disponer de una Ford Transit Kelsey de Westfalia desde unos 55.600 euros, que es una cantidad bastante razonable para la calidad del producto. Como ves, disfrutar de un modelo de calidad no implica, necesariamente, tener que hipotecarse.