La ID. Buzz, junto con el Fiat 500e, es sin duda uno de los vehículos eléctricos más icónicos del mundo. En un mercado automovilístico donde los modelos son cada vez más similares, el punto fuerte de esta Volkswagen es su diseño retro.

Sobre el papel, la evocación de un coche del pasado podría resultar un importante factor de diferenciación para los fabricantes tradicionales, llamados a responder a una competencia asiática cada vez más fuerte y competitiva desde el punto de vista tecnológico y comercial.

Por eso, es interesante saber cómo han recibido la ID. Buzz los consumidores y, sobre todo, cuál es el cliente tipo de un vehículo pensado para viajar, transportarse y quizá acampar en compañía, pero que tiene que lidiar con todas las limitaciones propias de un coche eléctrico.

Hablamos de ello con Lars Krause, miembro del Consejo de Dirección de Ventas y Marketing de Volkswagen Vehículos Comerciales.

¿Cómo funciona un vehículo eléctrico especial como la ID. Buzz? ¿Cuáles son las principales 'armas' de comunicación más allá del diseño?

"La introducción en el mercado fue, por supuesto, muy importante. Empezamos con una gran campaña, la de Star Wars, y, sobre esa base, organizamos presentaciones en todos los mercados más relevantes.

Creo que la singularidad de la ID. Buzz radica en su versatilidad. Es un buen coche para el transporte de pasajeros, pero también un vehículo comercial con la versión Cargo. Hoy tenemos ambos y creo que es un aspecto importante, porque ese doble uso es básicamente el ADN del Bulli.

Realmente, es muy divertido ver los diferentes grupos de clientes, escucharlos y entenderlos, y también idear campañas y respuestas específicas para cada uno. Eso lo hace muy interesante".

Foto - Volkswagen ID.Buzz consumi reali

Volkswagen ID.Buzz

Pero el Bulli ha tenido históricamente muchas otras caras. ¿En qué otras versiones están trabajando?

"Tenemos un objetivo claro: crear una auténtica familia. El primer objetivo fueron las versiones de pasajeros y carga con batalla estándar.

El siguiente es la batalla larga, de nuevo para el transporte de pasajeros. Y creo que es una gran opción, porque pasas de cinco a seis o siete plazas, con 27 cm más de longitud.

Es muy interesante, porque en primer lugar resulta más fácil entrar gracias a las nuevas puertas correderas (más grandes). Es realmente cómodo. Por supuesto, el próximo objetivo será, ya lo hemos anunciado, la versión GTX".

¿Sería esta última la versión deportiva? 

"Una versión deportiva, sí. Muy deportiva y también muy emocional, realmente un coche emocional. Los colores y los acabados también serán muy interesantes. Y creo que llegaremos al corazón de mucha gente que se siente más atraída por estos vehículos pasionales. Por supuesto, tendremos tracción a las cuatro ruedas. También será un avance importante.

La Volkswagen ID.Buzz con decoración Porsche

Y para los clientes de autocaravanas, ¿habrá una versión California?

"También estamos trabajando en la versión California, cuyo diseño ya hemos empezado. Es una variante solicitada activamente por muchos aficionados y por eso hemos empezado a pensar en ella. Porque si llegamos a ofrecer una California, realmente tendrá que superar las expectativas de nuestros clientes".

La demanda de vehículos camper ha crecido mucho en los últimos tres años. ¿Qué representa este mercado para usted?

"El crecimiento ha sido enorme. Del orden del 25% durante la pandemia. Porque, evidentemente, ha habido una tendencia clara a disfrutar más del espacio privado o a utilizarlo para las vacaciones, y eso ha sido un factor importante para nuestro negocio en lo que respecta a la marca California.

Creo que la razón por la que tuvimos tanto éxito en ese mercado fue que siempre creímos en el concepto de doble uso. Y eso se aplica tanto a la Caddy como a la California basada en la Transporter.

Volkswagen California Concept

Básicamente puedes usar la furgoneta todos los días para ir a trabajar, para llevar a tus hijos a la guardería o al colegio, y para ir a comprar, pero también para ir de acampada los fines de semana.

Creo que esto es realmente irresistible. A mucha gente le gusta esta flexibilidad y la posibilidad de hacerlo todo con el coche. Y eso es muy importante, a mí también me encanta, soy un gran fan y creo que realmente llega al corazón de muchos de nuestros clientes, sobre todo porque sólo inviertes una vez, no tienes que comprar dos vehículos, puedes hacer de todo con él. Es como una navaja suiza: te sirve para todo".

Volviendo al nuevo Bulli, ¿cuál es la opinión de los clientes después de un año, y lo que es más importante, quiénes son los clientes de la ID. Buzz?

"Encontramos nuevos clientes que no estaban interesados en una furgoneta con motor de combustión. Básicamente, hemos identificado un nuevo grupo objetivo y nos dirigimos a él.

Al final creo que todo el mercado está en transición, no debemos olvidarlo. Y transición también significa incertidumbre.

Mucha gente piensa: "¿Qué hago? ¿Me paso directamente a un eléctrico o espero? ¿Qué hago para recargarlo? ¿Cómo recargo en carretera? ¿Cómo recargo en casa? Son muchas preguntas. Pero esto siempre ha sido parte de nuestra campaña para responder a todas estas preguntas. 

Nosotros ofrecemos posibilidades de recarga en casa con el servicio Elli. Y también contratos con los principales proveedores de recarga pública. Para mí es crucial presentar una oferta convincente, que responda a todas estas preguntas diferentes".

Volkswagen ID. Buzz Camper

Volkswagen ID.Buzz camper

¿Cuál es el mix de ventas de la ID. Buzz? Y en comparación con el Transporter térmico, ¿cuántos Bulli venden?

"Básicamente tenemos dos mixes. El primero es entre carga y personas, es decir, 50-50, más o menos a partes iguales, porque mucha gente utiliza también la versión eléctrica de carga para representar a la empresa. Están muy contentos de llevar su nombre en el perfil lateral y de utilizarlo para publicidad. 

En términos de porcentaje, sin embargo, estamos en torno al 10% del volumen total. La perspectiva a largo plazo es vender al menos el 55% de los vehículos en versión totalmente eléctrica, no sólo la ID. Buzz, sino todos los modelos 'a batería' de nuestra gama hasta 2030. Este es nuestro objetivo a medio y largo plazo: el 55% y 2030. El 10% es nuestro objetivo, digamos, a corto plazo con la ID. Buzz".

En cuanto a la personalización de los vehículos, ¿qué estrategia tienen? ¿Tienen un programa para responder a las peticiones especiales de los clientes?

"Para nosotros, las soluciones personalizadas son una obligación. Exploramos constantemente el mercado en busca de estas soluciones. Por ejemplo, hemos elegido el sector de las camper como uno de los que queremos atender nosotros mismos (sin ayuda de empresas externas) y la razón principal es que consideramos que tenemos una experiencia convincente para proponer estas soluciones. Al fin y al cabo, la propia California ya es una solución camper a medida.

Volkswagen ID. Buzz, en la Milano Design Week

La Volkswagen ID. Buzz, en la Semana del Diseño de Milán 2023

Por otra parte, llevamos muchos años colaborando estrechamente con diversos proveedores de estas soluciones personalizadas, para todos los sectores pertinentes.

Permítanme ponerles un ejemplo: vehículos de reparto de paquetes. Colaboramos estrechamente con nuestros socios para encontrar soluciones realmente convincentes para este tipo de clientes, como el servicio postal en Italia o DHL en Alemania.

Así que nuestra estrategia es hacer las dos cosas. Por un lado, seleccionamos las áreas en las que nos gustaría invertir nosotros mismos y proponemos soluciones hechas por Volkswagen y, por otro, trabajamos estrechamente con socios especializados en determinadas actividades, colaborando con ellos para ofrecer a nuestros clientes soluciones finales realmente vendibles. Esa es la idea.

La electrificación crea limitaciones, pero también oportunidades funcionales muy útiles para los vehículos recreativos. Un ejemplo es V2L, la tecnología que permite utilizar el vehículo como fuente de energía externa. ¿Cuándo la veremos implantada en sus modelos?

"Estamos trabajando en una solución así para la versión California de la ID. Buzz. Ya hemos iniciado el proceso de desarrollo, pero creo que es importante precisar dos puntos.

Si lo presentamos, queremos asegurarnos de que los clientes obtienen una solución que supere sus expectativas. Ese es un factor importante.

El segundo factor es que el mercado debe estar preparado para una versión totalmente eléctrica. Y creemos que esto ocurrirá en la segunda mitad de la década. A partir de 2026. Ese es el plazo en el que pensamos.

Mientras tanto, y esto es muy importante para mí, lanzaremos el nuevo California el año que viene. Estará disponible como híbrido enchufable. Y ofreceremos a nuestros clientes una autonomía eléctrica durante más de 80 km.

Creo que, desde nuestro punto de vista, es la solución perfecta para los clientes de nuestros modelos actuales. Pueden conducir en modo totalmente eléctrico, pero también pueden utilizar un motor de combustión si recorren más de 400 km. Y esto es algo que nuestros clientes demandan activamente".

Interior de la Volkswagen Multivan T7 California Concept

Cuántos ID. Buzz se están vendiendo

Pero, ¿cómo van las ventas de la ID. Buzz en todo el mundo? Las últimas cifras oficiales publicadas por la compañía son las correspondientes al segundo trimestre de 2023, recopiladas por InsideEVs US en un estudio en profundidad.

Leyéndolas, vemos que durante los seis primeros meses de 2023, Volkswagen Vehículos Comerciales totalizó su récord histórico de entregas, con 101.500 vehículos. De ellos, 6.900 fueron eléctricos, una cifra acorde con la todavía baja cuota de mercado de estos automóviles, con un 6,8% del total (en 2022 fue del 0,6%). El mérito en este caso es, obviamente y sobre todo, de la ID. Buzz.

Galería: Prueba Volkswagen ID.Buzz Cargo