En España, Toyota pasa por un momento muy dulce en el apartado comercial y debería continuar así, ya que cada vez están mejor valorados los híbridos no enchufables con la etiqueta Eco de la DGT.  

En el caso concreto del RAV4, nos hemos fijado además que tiene una tarifa inicial bastante ajustada, desde 38.000 euros, por lo que se convierte en uno de los chollos más interesantes de la actualidad. 

A cambio, te llevas un SUV de tamaño medio (perteneciente al segmento D) con 218 CV combinados, un interior muy amplio y un maletero con bastante capacidad, que llega hasta los 580 litros. Más el distintivo Eco, no lo olvides. 

Galería: Toyota RAV4 GR Sport 2023

Un SUV muy completo

Este todocamino de tracción delantera acelera de 0 a 100 en 8,4 segundos y declara una velocidad máxima de 180 km/h. Además, registra un consumo combinado de 5,7 litros cada 100 km, un dato muy bueno teniendo en cuenta la fisonomía del vehículo. 

Posiblemente, Toyota ofrece ese precio ya que el RAV4 es un vehículo con cierta veteranía, al que no le vendría mal un restyling para apuntalar ciertas mejoras en algunos apartados, como el multimedia, por ejemplo. 

Eso sí, se trata de un coche realmente útil y que, aunque gana velocidad de una forma poco suave (debido a la transmisión automática, que simula una con variador continuo CVT), se le puede sacar mucho partido a diario. De hecho, en ciudad gasta bastante menos que un vehículo térmico gracias al mayor uso del motor eléctrico de 120 CV. 

Muy bien equipado

Pero claro, falta demostrar que es un todocamino asequible. La mejor prueba es compararlo con el Corolla Cross, con 'sólo' 140 CV y perteneciente al segmento C. Pues bien, este coche únicamente cuesta 200 euros menos que nuestro protagonista. Es decir, hay que pagar por él 37.800 euros.  

Así las cosas, parece un buen negocio ir al concesionario a comprar un RAV4. Por cierto, el acabado Advance ya incluye faros LED, llantas de aleación de 18 pulgadas, climatizador automático bizona, control de crucero adaptativo, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, lector de señales de tráfico, navegador, pantalla central de 10,5 pulgadas... Desde luego, el Honda CR-V, el Mazda CX-60 o el Subaru Forester tienen un rival de aúpa.