Los multimillonarios también tienen problemas. Todos aquellos que quieran comprar un Ferrari les toca asumir una larga espera hasta la entrega de su coche. El CEO de la marca, en una charla con periodistas tras anunciar los resultados de la compañía durante el tercer trimestre, aseguró que los libros de pedidos están "en los niveles más altos".

Benedetto Vigna mencionó que la demanda es tan fuerte que la firma italiana tiene suficientes pedidos para cubrir todo el año 2025, lo que significa que las nuevas reservas no se entregarán hasta 2026 como muy pronto.

2023 ha sido un gran año hasta ahora para Ferrari, teniendo en cuenta que las entregas hasta septiembre aumentaron hasta los 10.418 coches, lo que representa un aumento del 5,3% en comparación con los primeros nueve meses del año pasado.

Ferrari Purosangue 2023, primera prueba

Se trata de un registro impresionante, teniendo en cuenta que el Purosangue todavía estaba en la fase de aceleración, por lo que la producción del SUV no había alcanzado su capacidad máxima. Cabe recordar que la fabricación de este modelo no rebasará el 20% de la producción anual total de Ferrari, por decisión interna. 

Más electrificados que de gasolina

Los vehículos electrificados supusieron más ventas que los puros de combustión por primera vez en la historia de Ferrari en el tercer trimestre de 2023. Entre julio y septiembre, el 51,3% de los 3.459 vehículos entregados tenían un sistema de propulsión electrificado, a pesar de que en la gama hay más de siete automóvil térmicos y sólo cuatro con apoyo eléctrico. 

Hablando de electrificación, Vigna confirmó que el primer Ferrari 100% eléctrico está en camino para su lanzamiento en el cuarto trimestre de 2025. Además, dijo que el equipo de desarrollo está adelantado a lo previsto "para algunos procesos". Mientras tanto, una nueva fábrica creada específicamente para híbridos y modelos puramente eléctricos estará operativa en Maranello en junio de 2024.

Apoyo a los e-fuels

Para 2030, Ferrari proyecta que el 40% de sus ventas anuales estarán representadas por híbridos, otro 40% por vehículos 100% eléctricos y el 20% restante por automóviles sólo de combustión.

Aunque parece que los automóviles que funcionan exclusivamente con gasolina se enfrentan a una desaparición gradual, Vigna dijo que "estos coches todavía tienen mucho recorrido", ya que los combustibles sintéticos podrían alargar su vida. Veremos si es así...