Tras una larga ausencia, el Ford Bronco retornó en 2020 a Norteamérica, y poco después también lo hizo a Europa, colocándose rápidamente como uno de los todoterrenos más deseados en el Viejo Continente.

Y aunque aquí, tal vez, el nombre de Bronco no sea tan conocido, al otro lado del océano es un auténtico mito. Tanto, que el regreso del famoso todoterreno de Ford podría haberse producido ya en 2004, unos años después de la jubilación de la última generación.

De hecho, en el salón de Detroit de ese año, se presentó el Bronco Concept, un prototipo futurista que pretendía dar continuidad  a la dinastía del legendario todoterreno.

Un modelo de la vieja escuela

De formas extremadamente cuadradas, el Bronco Concept destacaba por su carrocería de aluminio cepillado, una moda de los prototipos de principios de la década de 2000.

El diseño parece sacado directamente de los primeros Bronco de los años 60, con faros redondos delante y pequeñas luces traseras combinadas con grandes llantas y unos neumáticos de tacos para mejorar la movilidad fuera de la carretera.

Ford Bronco Concept (2004)

Ford Bronco Concept (2004)

Las gran inscripción 'Bronco' en el frontal recuerdan tanto al pasado como al Bronco más moderno, que en cierto modo parece haberse inspirado en este concepto.

El interior es tan espartano como dicta la tradición de cualquier todoterreno puro, aunque no faltan tapicerías de ante y acabados en aluminio. Entre otras cosas, al igual que el modelo actual, el techo se puede desmontar para viajar al aire libre.

Un motor turbodiesel con un interesante 'secreto'

El prototipo de Ford estaba equipado con un sistema 'inteligente' de tracción a las cuatro ruedas. En la práctica, el coche siempre entrega la potencia a las ruedas delanteras, pero si los sensores reconocen una pérdida de adherencia, pueden distribuir el par automáticamente a las cuatro ruedas motrices.

Ford Bronco Concept (2004)

Ford Bronco Concept (2004)

A diferencia del Bronco actual, que emplea un motor de gasolina con 2.7 litros, turbo, seis cilindros y 335 CV, el Bronco Concept utilizaba un bloque turbodiésel 2.0 de cuatro cilindros más económico, el mismo que montaban modelos europeos de la época como el Mondeo, el Galaxy y el Focus. Un motor que rendía 128 CV y 331 Nm.

Sin embargo, hay un mando "N2O" en el salpicadero para liberar óxido nitroso (que se hizo famoso por la saga Fast & Furious de aquellos años) al acelerar y conseguir un aumento extra de potencia de 50 CV, durante unos segundos.

Por desgracia, este Bronco no vio la luz como modelo de producción, al menos en los años inmediatamente posteriores a su presentación. Como ya hemos mencionado, tuvimos que esperar hasta el verano de 2020 para volver a ver un todoterreno con la inscripción 'Bronco' en frontal.

Galería: Fotos Ford Bronco Concept 2004