A la hora de escoger el neumático adecuado para un coche, son muchos los factores que entran en juego. Por supuesto, elegir la marca adecuada es clave, pero en los tiempos que corren, en los que la movilidad no para de evolucionar, hay que prestar atención a nuevas variables.

Algo que sucede con los coches eléctricos, sin ir más lejos. Porque, después de que el fabricante haya empleado horas y horas de I+D y túnel del viento para conseguir la mejor aerodinámica y ganar hasta el último kilómetro de autonomía posible... ¿te imaginas escoger unos neumáticos que no potencien esa misma línea?

En este sentido, Michelin ofrece dos neumáticos específicos para modelos libres de emisiones en su gama de producto, como son los Michelin e.Primacy y Michelin Pilot Sport EV, que cubren las necesidades de distintos tipos de vehículos y conductores.

Michelin y los neumáticos para eléctricos

Pero antes de pasar a descubrirlos, déjanos que te contemos un dato curioso, pero que demuestra el compromiso de la marca francesa con la movilidad eléctrica. ¿Sabías que el primer vehículo que superó los 100 km/h era eléctrico?

Hablamos de La Jamais Contente, del año 1899, que equipaba unos neumáticos Michelin adaptados al propio coche, en una época en la que las ruedas todavía eran más parecidas a las de bicicleta, por altura y anchura. 

Galería: Michelin e.Primacy y Michelin Pilot Sport EV

La importancia de equipar el neumático correcto

Pero volvamos al presente. ¿Por qué es importante equipar un neumático específico? La respuesta es más que sencilla: suelen ser coches con un peso mayor que sus homólogos de combustión y, al mismo tiempo, con más par y una mayor capacidad de aceleración (diferencia todavía mayor acelerando desde parado).

De ahí que, para alcanzar la mayor autonomía, garantizar las prestaciones óptimas y alcanzar el máximo kilometraje posible, sea recomendable recurrir a los Michelin e.Primacy y los Michelin Pilot Sport EV. Neumáticos que, por supuesto, también potencian la seguridad y aseguran el máximo silencio posible en el habitáculo, algo especialmente importante en un eléctrico.

Michelin e.Primacy y Michelin Pilot Sport EV

Con toda la experiencia de Michelin

Obviamente, este compromiso sería imposible de alcanzar sin trabajar mano a mano con los propios fabricantes de automóviles. Y en este sentido, los ingenieros de Michelin aúnan esfuerzos con marcas como Porsche, Mercedes-AMG, BMW, Volkswagen, Ford, Lucid, Hyundai, BYD, XPENG...

Pero también, con la experiencia heredada de la competición, tal y como demuestra el Pilot Sport EV, el primer representante de la familia de alto rendimiento Michelin Pilot Sport, desarrollado con toda la información obtenida en el campeonato FIA Fórmula E, entre 2014 y 2022.

Con toda esta experiencia, por ejemplo, se consigue que los neumáticos Michelin Pilot Sport EV amplíen la autonomía hasta 60 kilómetros, gracias a su baja resistencia a la rodadura. O que el ruido de rodadura que llegue hasta el habitáculo se reduzca en un 20%, gracias a la tecnología Michelin AcousticTM.

Michelin e.Primacy y Michelin Pilot Sport EV

Así son los dos neumáticos para eléctricos de Michelin

Como te decíamos, la gama para eléctricos de la marca se divide en dos gamas. Por un lado, tenemos el Michelin e.Primacy, disponible en 97 medidas distintas, para llantas desde 15 hasta 21 pulgadas. Entre sus ventajas, encontramos el hecho de disfrutar de hasta un 7% de autonomía adicional, un menor consumo, una menor sonoridad y una mayor seguridad.

Respecto al Michelin Pilot Sport EV, a lo ya comentado, debemos añadir que está disponible en 39 medidas, para llantas entre 19 y 22 pulgadas, de modelos de altas prestaciones. Por eso, aseguran la estabilidad y precisión a alta velocidad, garantizan el placer de conducción (sin comprometer el medio ambiente) y aseguran el agarre en mojado.

Michelin e.Primacy y Michelin Pilot Sport EV

Y antes de acabar, déjanos recordarte que la relación de Michelin con la movilidad eléctrica no se limita sólo al mundo del automóvil, ya que también llega al ámbito de los scooter eléctricos, con los Michelin City Grip Saver, y al de las e-bikes, con los Michelin e-WILD, por citar un par de ejemplos.

Todo, en un ecosistema de sostenibilidad en todo el ciclo de vida del producto, empezando por la creación de un neumático pensado para durar, pasando por la reducción de emisiones contaminantes durante su uso y finalizando con la inversión en reciclaje. Una fase en la que, de cara a 2030, Michelin espera haber utilizado hasta 13,5 millones de toneladas de materiales reciclados en sus neumáticos.