En general, los precios de los coches están subiendo, pero eso no hace mella en la demanda de algunas marcas, ya que, por ejemplo, Ferrari se complace en informar de que su cartera de pedidos es lo suficientemente amplia como para mantener la actividad hasta 2025.

Las cifras deberían aumentar aún más ahora que el Purosangue vuelve a estar a la venta. El 'no-SUV' con motor V12 estuvo en pausa de reservas debido a la enorme respuesta de los clientes que deseaban comprar este modelo. Así lo ha anunciado la marca italiana en su documento relativo a los resultados del primer trimestre de 2023.

Como viene siendo habitual en los últimos años, las entregas aumentaron entre enero y marzo. Ferrari puso 3.567 coches en manos de sus clientes, lo que supuso un 9,7% más que en los tres primeros meses de 2022.

Ferrari Purosangue 2023

Tres novedades en 2023

Además de añadir el Purosangue a su creciente cartera, también se ha lanzado el Roma Spider para llenar el vacío dejado tras la desaparición del Portofino M. Antes de que acabe el año se presentarán otros tres vehículos, por lo que la casa de Maranello va camino de batir el récord histórico de ventas de 2022, con 13.221 unidades.

La identidad de los tres nuevos coches no se ha anunciado oficialmente, pero se espera que uno de ellos sea una versión aún más extrema del SF90 Stradale, un derivado enfocado a los circuitos.

Otro nuevo Ferrari será probablemente el sustituto del 812 Superfast, teniendo en cuenta las recientes fotos espía que han mostrado un prototipo con la carrocería de producción. Sin duda, son vehículos a los que estaremos muy atentos. 

El primer Ferrari eléctrico, en 2025

Hablando de fotos espía, recordemos que el sustituto del LaFerrari ya se ha fotografiado por vías públicas, antes de su posible lanzamiento en 2024. No olvidemos que 2025 será el año en que veremos el primer Ferrari 100% eléctrico, lo que supondrá un cambio radical para un fabricante de deportivos.

También 2025 marcará el principio del fin de los motores de combustión interna en la casa de Maranello. Para 2030, la empresa prevé que los vehículos de propulsión convencional representen sólo el 20% del volumen total. Y seguro que, en esos años venideros, la cartera de pedidos seguirá siendo muy elevada...