Existen infinidad de coches de competición verdaderamente icónicos, como el Lancia Delta de rally con decoración Martini, el Porsche 917 con los colores de Gulf o el McLaren MP4/4 Marlboro de F1, pero si hablamos de coches de NASCAR, hay pocos tan míticos como este número 24 pilotado en su día por Jeff Gordon.

El Chevrolet Impala de Hendrick Motorsports, en este caso del año 2011, es uno de los coches de carreras más icónicos de Gordon, un piloto que está entre los más galardonados de la historia de la categoría y que, recordemos, compitió en la NASCAR durante 22 temporadas completas y logró 93 victorias y múltiples campeonatos.

Galería: Chevrolet Impala NASCAR Sprint Cup 2011 de Jeff Gordon

Precisamente este ejemplar de 2011, el Impala con chasis 678 y la conocida decoración de llamas, está a la venta a través de Speedart Motorsports, por un precio de 165.000 dólares, el equivalente a 170.000 euros al cambio.

Según Speedart Motorsports, no se trata de una maqueta ni una 'carcasa' para ser exhibida, sino de un coche totalmente funcional que está listo para ser arrancado y disfrutado, con una puesta a punto pensada para circuitos urbanos. Por supuesto, no es apto para circular por carretera abierta.

Chevrolet Impala NASCAR Sprint Cup 2011 de Jeff Gordon
Chevrolet Impala NASCAR Sprint Cup 2011 de Jeff Gordon
Chevrolet Impala NASCAR Sprint Cup 2011 de Jeff Gordon

Bajo la carrocería esconde un poderoso motor 5,9 litros V8 de Hendrick Motorsports, con un gran carburador Holley capaz de facilitar una potencia de 865 CV, nada menos. La caja de cambios es la original de la NASCAR, una SR-1 manual de cuatro velocidades.

Por su parte, el equipo de frenos lo firma Brembo, mientras que las llantas Aero son de 15 pulgadas de diámetro. Speedart afirma que el spoiler trasero de fibra de carbono no es original, si bien con el coche se incluye el de serie.

Chevrolet Impala NASCAR Sprint Cup 2011 de Jeff Gordon
Chevrolet Impala NASCAR Sprint Cup 2011 de Jeff Gordon
Chevrolet Impala NASCAR Sprint Cup 2011 de Jeff Gordon

En cuanto al habitáculo, pintado de blanco, tienes las especificaciones NASCAR del año 2011, con jaula antivuelco integrada, la típica redecilla para la ventanilla lateral o un volante Momo extraíble, por ejemplo.

El coche en cuestión compitió en la temporada 2011 de la NASCAR Sprint Cup (ahora llamada NASCAR Cup Series). Gordon lo llevó al segundo puesto en la Brickyard 400 celebrada en el Indianapolis Motor Speedway, aunque este coche no fue campeón aquel año, ya que el piloto terminó en octavo lugar durante la temporada.