Seguro que muchos, al leer el titular, no tienen dudas a la hora de contestar favorablemente al descuento de 20 céntimos que se aplica en las gasolineras al repostar gasolina o diésel, pero tras ver la entradilla, les han entrado dudas. Normal, a mí también me sucedió...

Si recuerdas, cuando entró en vigor esta bonificación por parte del Gobierno, las petroleras aprovecharon para subir los precios de los carburantes. Al fin y al cabo, pretendían que pagáramos lo mismo que antes.

Galería: Actualidad y seguridad vial

Baja la demanda, baja el precio

En cambio, si esos 20 céntimos de descuento nunca hubieran llegado, a lo mejor la demanda habría bajado considerablemente y las petroleras no hubieran tenido más remedio que bajar algo las tarifas. 

Es solo un supuesto formulado por algunos economistas, pero la realidad es que mucha gente está obligada a coger el coche diariamente por temas laborales o por llevar a los niños al colegio (cuando lo hay), esté como esté el coste de los carburantes.

Otra cosa es que se hubiesen reducido mucho los viajes de placer o las escapadas de 'finde' por aquello de no llegar apretados a fin de mes o incluso para no perder ahorros. Ahí sí se hubiera notado el descenso de la demanda.  

En verano nunca bajan los combustibles

En cualquier caso, nos encantaría que nos dejaras tu opinión sobre este tema en nuestros perfiles de redes sociales, para alimentar un interesante debate sobre un asunto que nos afecta a todos. 

En principio, la inflación se irá moderando durante los próximos meses, aunque también es cierto que, si hubiera algún acontecimiento inesperado, los carburantes podrían seguir subiendo. Ya sabes que se habla de 3 euros el litro... 

Desde luego, en plena campaña de desplazamientos veraniegos, no esperamos que los precios de la gasolina y el diésel bajen, así que en estos meses de julio y agosto nos va a tocar calcular un mayor presupuesto a la hora de movernos con nuestro coche. Este año más que nunca, debemos practicar una conducción eficiente...