No es raro que los fabricantes de superdeportivos o de modelos de nicho decidan no desarrollar sus motores completamente desde cero, una operación extremadamente cara, sino derivarlos de una base existente.

Un ejemplo flagrante es el de McLaren, que hace más de 10 años volvió a la producción de vehículos de calle con el MP4-12C, un coupé equipado con un bloque V8 (código interno M838T) que luego se siguió empleando, en diversas evoluciones, en todos los modelos posteriores.

Era un V8 a 90º desarrollado por McLaren en colaboración con la empresa Ricardo a partir de un motor Nissan diseñado para carreras de resistencia, marcado como VHR35 y montado en su momento en algunos prototipos y en el Nissan R390 GT1 que compitió en las 24 Horas de Le Mans de 1998. En la actualidad, el motor se sigue utilizando, en la versión M838TE, en varios de los superdeportivos de Woking, como el 540C, el 570S y el 600LT, con diferentes potencias.

McLaren MP4-12C
McLaren MP4-12C

Un poco de técnica

Fabricado íntegramente en aluminio en la planta de Ricardo en Shoreham-by-Sea, West Sussex, el M838T contaba con una cilindrada de 3,79 litros y ofrecía doble árbol de levas en cabeza con cuatro válvulas por cilindro y un sistema de inyección electrónica de combustible.

Entre las muchas tecnologías que se encuentran en este motor está una unidad de sobrealimentación compuesta por dos turbocompresores fabricados por Mitsubishi Heavy Industries (MHI) y un sistema de lubricación por cárter seco que permite que el aceite circule de forma óptima a pesar de la fuerte aceleración lateral y longitudinal.

Primera versión de 600 CV

En comparación con el VHR35 de Nissan, con el que compartía el cárter, el diámetro y el doble turbocompresor, el V8 diseñado por Ricardo bajo las instrucciones de McLaren traía consigo una serie de modificaciones en los turbos, la electrónica, el sistema de distribución y los colectores de escape que le permitieron ser homologado para su uso en carretera.

Il V8 biturbo delle supercar McLaren

La primera versión introducida en el MP4-12C desarrollaba una potencia máxima de 600 CV a 7.500 rpm, podía alcanzar fácilmente las 8.500 vueltas y producía un par máximo de 600 Nm entre 3.000 y 7.000 rpm.

Según la propia McLaren, el MP4-12C era el coche con la mejor relación entre potencia y emisiones de dióxido de carbono (CO2). A esto se añade el hecho de que el coche de la empresa de Woking era uno de los pocos modelos de carretera sobrealimentados capaces de alcanzar un régimen máximo de 8.500 rpm.

La evolución del V8

Además de la versión M838T que se montó posteriormente en los modelos 650S y 675LT con potencias de 650 y 675 CV, en 2013 McLaren introdujo el M838TQ en el P1, una evolución del V8 biturbo para dar cabida a la unidad eléctrica del tren motriz híbrido y para garantizar una mejor refrigeración de todo el bloque motor.

Il V8 biturbo delle supercar McLaren

El M838TQ produjo una potencia de 737 CV a 7.200 rpm que, combinada con los 179 CV entregados por el motor eléctrico, elevó la potencia máxima del tren motriz a 916 CV. A 4.000 rpm, el motor entregaba un par máximo de 980 Nm, 720 de los cuales eran producidos por el motor de combustión y 260 por la unidad eléctrica. 

Sin embargo, en el McLaren P1 GTR exclusivo para circuito, el V8 biturbo se aumentó a 800 CV para una potencia total del sistema de 1.000 CV. El par motor, en este caso, era de 1.050 Nm.

Motor Potencia  Producción Modelos
M838T De 600 a 675 CV De 2011 a 2017 McLaren MP4-12C, 650S, 675LT
M838TQ De 737 a 800 CV De 2013 a 2017 McLaren P1, P1 GTR
M838TE De 540 a 600 CV Desde 2016 McLaren 540C, 570S, 600LT

Galería: Motor V8 biturbo de McLaren