Si estás leyendo esto, lo más probable es que te guste conducir motos. Sin embargo, el grupo de investigación belga Vias no se preocupó tanto de las razones por las que los motoristas se suben a sus máquinas.

En su lugar, los analistas preguntaron a 2.963 aficionados a las motos (mayores de 16 años) cómo disfrutaban de ellas. Tras analizar los datos, Vias determinó que los motoristas se clasifican en ocho categorías diferentes.

En primer lugar, con un 11,6% de los encuestados, está el optimizador del tiempo. Este usuario recurre a la moto o al scooter para conseguir viajes cortos, sorteando atascos o las dificultades urbanas, pero solo cuando hace buen tiempo.

Galería: Aprilia SR GT 125 y 200

Por su parte, el usuario multimodal, con un 11%, también prefiere los cielos despejados, pero utiliza la moto junto a otros medios de transporte. En el extremo opuesto del espectro, tenemos al motorista incondicional (9,5%), que se lanza sobre la moto sin importar la hora del día ni las condiciones.

Por el contrario, el táctico (18,2%) mantiene abiertas todas sus opciones de movilidad y solo monta en moto cuando el vehículo se adapta a la situación. También está el buscador de buenas sensaciones (14,2%), que prioriza el disfrute sobre la utilidad, por lo que rara vez sale con lluvia o frío.

El motorista 'Time-For-Me' (18,8%) utiliza las dos ruedas para actividades de ocio, porque la moto o el scooter pueden ayudarle a escapar de la presión del trabajo y la vida familiar.

Seguimos con el usuario diario (7,5%), que tiene que conseguir su dosis de moto de forma regular, aun haciendo mal tiempo. Y por último, tenemos al 'Lifer' (9,2%), un motorista que ha estado sobre dos ruedas desde una edad muy temprana y que, aunque también utiliza el coche, su pasión sigue siendo las motos. 

Si la encuesta de Vias enseña algo es que la gente abraza la vida sobre dos ruedas de forma diferente. Al final, el hecho de disfrutar de las motos es lo más importante. ¿En qué categoría te encuentras tú?