¿Te acuerdas de Land Energy? Es el fabricante de motos eléctricas con sede en Cleveland, Ohio, creado a partir de la compañía Cleveland Cycle Werks (CCW). Según la versión corta de la historia, cuando CCW comenzó a trabajar en su primera moto eléctrica, el fundador, Scott Colosimo, pronto se dio cuenta de que no podía volver a la antigua forma de hacer las cosas.

A partir de entonces, dijo no a la combustión y a las cadenas de suministro en el extranjero. Eso implica que todas las motos Land se diseñan y construyen en Cleveland, tal y como asegura la empresa.

Galería: Land Moto District

Sobre el papel, la idea de la familia District parece especialmente prometedora. Aunque su precio, que oscila entre los 7.000 y los 8.000 dólares (entre 6.400 y 7.350 euros), no es precisamente barato, la idea es que se está comprando una moto actualizable.

No en vano, la principal cualidad de estas máquinas es que la batería es intercambiable por lo que, aunque el chasis seguirá siendo el mismo, el corazón de la motocicleta mejorará en el futuro.

Ahora mismo, según la versión, emplea una o dos baterías de 1,8 kWh de capacidad cada una, o incluso otra de 5kWh, que aportan un máximo de 161 kilómetros de autonomía. La velocidad máxima es de 112 km/h.

Las primeras unidades de la District ya se están enviando a los clientes, que pueden elegir entre tres versiones. La Standard es el modelo más básico y, de hecho, no se puede usar por la calle, ya que carece de faros e intermitentes. 

Por su parte, las variantes Street y Scrambler sí son legales para circular en carreteras abiertas al tráfico. La primera monta neumáticos más orientados a la carretera, mientras que la segunda emplea un juego de gomas Shinko Scrambler dual-sport.

Dado que aún es pronto, tendremos que esperar para saber qué opina la gente de estas motos una vez que sus propietarios las hayan probado. Sobre el papel, todo parece increíblemente prometedor.