En los últimos tiempos, Europa es noticia en lo que respecta a la industria del transporte, ya que está aplicando estrictamente los protocolos para acelerar la adopción de vehículos totalmente eléctricos, entre ellos, las motos.

Varios países del continente, incluida España, tienen planes en torno a la eliminación gradual del motor de combustión interna. Mientras tanto, los fabricantes se apresuran a estrenar nuevos modelos para satisfacer esa demanda creciente.

Paralelamente, varios sectores han empezado a pasarse a la electricidad. El reparto de último kilómetro, e incluso cuerpos de seguridad como la policía, han ido incorporando vehículos eléctricos de dos ruedas a sus flotas. El último de ellos es el departamento de policía de la ciudad de Lausana, en Suiza. La Zero SR/S también es utilizada en otros países por otros cuerpos de seguridad oficiales, como sucede en Escocia. 

Galería: Zero SR/S moto de emergencia en Escocia

La pintoresca campiña cercana al lago Leman ha trazado un plan climático en torno a la electrificación del transporte en los próximos años, y su departamento de policía local ha dado el primer paso adquiriendo dos nuevas motos Zero SR/S para sus motos de patrulla.

Estas nuevas motocicletas eléctricas Zero van a sustituir a las antiguas BMW del departamento, que eran más pesadas, ruidosas y más caras de usar y mantener que los nuevos modelos eléctricos.

Zero SR/S moto de emergencia en Escocia

Dado que estas motos se utilizarán principalmente en la ciudad como parte del escuadrón del departamento de policía, la autonomía limitada de 250 kilómetros, debería ser más que suficiente para un par de días de trabajo. La Zero SR/S está equipada con un potente motor eléctrico de 110 CV.

Yves Delprato, el oficial a cargo del escuadrón de policía de Lausana, dijo que está entusiasmado con las nuevas motos, ya que son más silenciosas y fáciles de manejar que las antiguas BMW.

Zero SR/S moto de emergencia en Escocia

Una de las dos motos policiales Zero SR/S ha sido equipada con toda la dotación necesaria para el servicio policial. Dispone de intermitentes con una sirena, barras de protección, maletas laterales, un top case y un parabrisas alto.

Por su parte, la segunda moto mantiene su aspecto de serie y se utilizará para patrullar de incógnito. El departamento de policía de Lausana espera añadir más motos eléctricas a su flota en los próximos años.

Fuente: RideApart.com