Un nuevo reloj se suma a la ya extensa colección de Cristiano Ronaldo. Se trata de un Jacob & Co Chiron hecho a medida e inspirado en su Bugatti Chiron personal.

De valor desconocido, estimaciones recientes sugieren que el multipremiado futbolista tuvo que desembolsar alrededor de un millón de dólares (más de 900.000 euros) para encargarlo. Aquí está en detalle.

Diamantado y con logo

El reloj de CR7 tiene una caja de acero inoxidable con incrustaciones de diamantes. En el centro, entre las agujas de color bronce, se encuentra el logotipo con su apodo, mientras que en el lateral hay una pequeña reproducción del pilar en forma de 'C' del hipercoche francés.

Sin embargo, lo más sorprendente es el mecanismo interno. Se trata de una reproducción del poderoso motor W16 del Bugatti Chiron de 1.500 CV, con pistones, árboles de levas y cigüeñales capaces de realizar el mismo movimiento que el motor de combustión interna original para desplazar las agujas.

Teniendo en cuenta todas las personalizaciones realizadas por el futbolista, que también tiene un Centodieci en su garaje, se estima que este reloj único cuesta más de tres veces que el original.

En concreto, la versión estándar, ya limitada, puede adquirirse actualmente por unos 300.000 dólares (unos 270.000 euros al cambio actual) y la suelen encargar los propietarios del Bugatti Chiron. 

Jacob & Co. Orologio Bugatti Chiron Tourbillon
Bugatti La Voiture Noire, il modello di serie

Empresa histórica

Tanto el Chiron Tourbillon estándar como la versión personalizada para CR7 están fabricados por Jacob & Co, una importante empresa relojera de la que Ronaldo es un histórico embajador.

Está compañía fue fundada hace más de 10 años por el diseñador de joyas uzbeko-americano Jacob Arabo y, actualmente, es una de las especialistas en relojes más valoradas por los millonarios.

La colección del delantero portugués también incluye otros relojes fabricados por la misma empresa, como el rarísimo Astronomia Spider, con una réplica de una tarántula en la esfera, o el Astronomia Opera Godfather, que tiene una caja de música real en lugar de un mecanismo de movimiento.

Galería: Bugatti Chiron, prueba del superdeportivo francés