Después de que ayer tuviéramos un pequeño respiro con la ligera bajada del precio de la gasolina y el diésel, hoy, viernes 18 de marzo, continúa ese descenso, aunque es mínimo, todo sea dicho.  

Si hace 24 horas teníamos la gasolina Sin Plomo 95 a 1,817 euros de media, ahora el coste es de 1,813. Por su parte, el gasóleo ha pasado de 1,797 a 1,793. Sí, hay que tirar de mucho decimal para comprobar el menor desembolso, pero habrá que conformarse. 

En una actualidad geopolítica tan compleja, el hecho de que no suban los carburantes supone una excelente noticia, sobre todo para los que, por su trabajo, deben emplear su coche, furgoneta o camión de forma diaria en amplias distancias. 

Galería: Prueba Dacia Sandero Stepway 2022

No obstante, la situación sigue siendo crítica, como queda demostrado con la huelga de transportistas, que ya está afectando claramente a la cadena de suministro. Veremos si se desconvoca en poco tiempo o si las protestas se alargan en el tiempo. 

No nos debería sorprender que los precios de los combustibles vuelvan a subir en los próximos días, pues ayer el coste del barril de Brent se incrementó hasta los 107,01 dólares, cuando el miércoles estaba en 98,04.

Ya sabes que, en esta situación, se suelen producir los llamados 'efecto cohete y efecto pluma'. ¿Qué significan? Que el precio de los carburantes suben mucho en cuanto el petróleo es algo más caro, mientras que bajan poco cuando el crudo se abarata. 

Cabe recordar que el Gobierno español ha prometido bajar el precio de los combustibles a partir del 29 de marzo. Todavía no sabemos cuántos céntimos (en Francia son 15 menos) ni cómo lo hará, si pasando el IVA del 21 al 10% o 'tocando' el impuesto especial sobre hidrocarburos. 

En cualquier caso, si comparamos las tarifas de hace un año, con la gasolina 95 a 1,29 euros y el diésel a 1,17, el presente y el futuro no son nada esperanzadores, la verdad sea dicha. 

En los próximos días, seguiremos analizando las tarifas. Ojalá se mantengan estables hasta final de mes para que el coche no se convierta en un bien de lujo. Y recuerda que puedes recurrir a una conducción ecológica para intentar ahorrar lo máximo posible cada día. Todo sea por la economía familiar y llegar a fin de mes...