Nadie se libra de la delicadísima situación económica que estamos padeciendo. Particulares y empresas, principalmente las de transportes, sufren las consecuencias de una fuerte subida de precios en la gasolina y el diésel.

Si sigues la actualidad informativa, sabrás que se están produciendo airadas protestas y 'parones' de transportistas, con el fin de que el Gobierno reaccione y haga frente a esta situación. 

Al parecer, el Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez va a actuar bajando los impuestos a los combustibles, siguiendo el ejemplo de otras medidas parecidas tomadas en países europeos. Francia reducirá 15 céntimos el coste del litro de carburantes a partir del 1 de abril y Polonia reducirá el IVA en combustibles, gas y alimentos básicos. 

Galería: Actualidad y seguridad vial

Todavía no hay una fecha establecida para esa bajada de tasas, aunque lo normal es que comience el próximo mes. También los productos "impactados por la inflación" empezarán a costar algo menos. 

Como informa El Mundo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, puede actuar rebajando el IVA de los hidrocarburos del 21 al 10% (lo mismo que se hizo con la luz), o aplicar algún cambio en la tasa sobre los carburantes.  

Cabe recordar que, tanto en la tarifa de la gasolina como en la del diésel, el 50% corresponde a impuestos, así que el margen de actuación es muy amplio.   

En cuanto a la bajada del coste de la luz, Montero espera que en el Consejo Europeo de finales de mes se concreten "marcos regulatorios para desacoplar el gas y hacer compras centralizadas". 

Ojalá dentro de unos días estemos hablando de una menor presión fiscal sobre los contribuyentes, que sirva para que la economía española respire y dinamizar el consumo, pues ahora muchas personas están limitando sus gastos al máximo. ¿Cómo estás viviendo tú esta fase? Déjanos tu comentario en nuestros perfiles de redes sociales.