A principios de este mes, con motivo del famoso Concurso de Elegancia de Amelia Island, la firma de subastas Gooding and Company puso a la venta coches de lo más interesantes, pero hoy queremos hablar de uno en concreto, que logró un récord.

Se trata de un espectacular Talbot-Lago T150-C-SS Teardrop Coupé de 1937, por el que alguien ha pagado la friolera de 13.425.000 dólares, es decir, unos 12,3 millones de euros al cambio actual.

Con este precio, el histórico Talbot-Lago de origen galo se ha convertido en el coche francés más caro jamás vendido en una subasta, marcando también un récord de precio para los modelos de la propia marca.

Galería: Talbot-Lago T150-C-SS Teardrop Coupé (1937)

El T150-C-SS en cuestión, número de chasis 90107, está 'vestido' con una carrocería Teardrop Coupé diseñada por Figoni et Falaschi de la que, según la casa de subastas, solo se fabricaron entre 10 y 20 ejemplares, en dos versiones: Coupé JeanCart y el fastback Modéle New York.

Esta última carrocería Modéle New York, de la que solamente existieron dos unidades, está fabricada completamente en aluminio, y el de las imágenes, recién subastado, es precisamente el único ejemplar que sobrevive con su carrocería intacta.

Talbot-Lago T150-C-SS Teardrop Coupé (1937)
Talbot-Lago T150-C-SS Teardrop Coupé (1937)
Talbot-Lago T150-C-SS Teardrop Coupé (1937)

El coche salió de fábrica con una pintura azul para la carrocería y pasos de rueda pintados en gris, y contaba además con colectores de escape de estilo competición, clásicas ruedas de radios de alambre o un techo panorámico, por ejemplo.

El alma del modelo era un motor de seis cilindros en línea y 4,0 litros, equipado con tres carburadores Zenith-Stomberg, que desarrollaba una potencia de 142 CV y se combinaba con una caja de cambios Wilson de cuatro velocidades. Además, gozaba de una suspensión independiente delantera y un eje rígido trasero, ambos con ballestas.

Talbot-Lago T150-C-SS Teardrop Coupé (1937)

Para el Concurso de Elegancia Fémina de 1938, el coche se pintó de color crema, con pasos de rueda en rojo, y apareció junto a otros dos Talbot-Lago T150-C-SS Coupé, antes de venderse a Thomas Stewart Lee, un comprador de Los Ángeles, en California, que tenía otros dos de estos modelos, y quien lo repintó de color rojo.

El ejemplar en cuestión pasó por varias manos antes de ser finalmente pintado en blanco y quedarse durante 40 años en un garaje californiano, hasta el año 2002. Tres años después se estrenó, ya restaurado, en el Pebble Beach Concours d'Elegance de 2005, y más adelante también en la cita de Amelia Island de 2007, ganando el premio 'Best of Show'.