Hay muchas formas de transformar o preparar un Volkswagen Beetle clásico. Aparte del habitual buggy de playa o el 'rat rod', en los últimos tiempos ha habido construcciones de lo más divertidas para el 'Escarabajo'. Desde dragsters de gran potencia hasta su conversión en kart, la metamorfosis de este Volkswagen solo está limitada por la imaginación de cada uno.

Obviamente, también hemos visto al viejo Beetle convertido en un vehículo recreativo, al más puro estilo casa rodante. Pero un californiano llamado Sergio ha adoptado un enfoque diferente al construir su caravana Beetle. En lugar de transformarlo en una pequeña camper o autocaravana (como la que puedes ver justo debajo), convirtió el coche en una caravana al estilo 'lágrima'.

De hecho, la caravana de Sergio era en origen un Beetle de 1965. El propietario dijo que tardó unos cuatro años en llegar a dejarla como está ahora, aunque parece que el trabajo nunca para en este proyecto.

El vehículo como tal tiene un techo solar para dejar pasar más luz al interior, además de una baca para almacenar el equipaje extra. Sergio también cerró un lado del Escarabajo, eliminando las ventanas y solo queda una puerta operativa, que sirve de entrada a la humilde morada.

La diminuta caravana también tiene una pequeña cocina. Se encuentra en el lugar donde estaba el motor, y cuenta con un horno y cafetera, un quemador portátil y un fregadero. Su batería y el suministro de agua de cinco galones (casi 19 litros) se ubican justo debajo de la minicocina.

Para tratarse de una caravana tan pequeña, la cama que ofrece es bastante grande. Otras comodidades incluyen dos grandes espacios de almacenamiento, una lámpara, un gancho para colgar ropa y un ventilador. No está repleta de televisores y otros 'gadgets' digitales, pero parece un lugar agradable para descansar y relajarse.

La caravana Beetle no puede moverse por sí misma, obviamente, pero lo que queda claro es que resulta estupendo ver estos viejos coches devueltos a la vida y transformados con buen gusto.

Dicho esto, tenemos curiosidad por saber qué coche utiliza Sergio para remolcar la caravana. Queremos pensar que conduce otro Volkswagen para tirar de ella hacia sus aventuras, pero quién sabe...