Solamente se fabricaron 15 unidades del McLaren Sabre (todos para Estados Unidos) y cada uno de ellos fueron cuidadosamente personalizados por parte de sus propietarios. Por lo tanto, todos estos superdeportivos son realmente únicos en el mundo, y este ejemplar que se ofrece a la venta en la casa de subastas Barrett-Jackson es un muy buen ejemplo. ¡Y podría valer una pequeña fortuna!

Galería: McLaren Sabre Pacific Colour Stream

Un McLaren camaleón

El Sabre está basado en el Senna, pero el 70% de sus componentes son únicos. Desarrollado por la división de Operaciones Especiales de McLaren, este 'hypercar' tiene formas claramente inspiradas en la competición, como los pilotos verticales integrados en el enorme alerón, que recuerdan a un coche LMP del WEC.

Muchas otras características también se derivan del mundo de las carreras, como el difusor activo (una primicia para McLaren) que aumenta la carga aerodinámica para mejorar el rendimiento en pista.

McLaren Sabre Pacific Colour Stream

Este ejemplar cuenta con la exclusiva paleta de pinturas Pacific Colour Stream, que parece cambiar de color según el ángulo desde el que se mire el coche. El Sabre se vuelve azul, púrpura o rosa en función de la luz ambiental y los reflejos.

Extremo por prestaciones... y precio

El McLaren Sabre es el biplaza más rápido jamás producido por la compañía británica. El superdeportivo utiliza un motor V8 biturbo, de 4,0 litros de cilindrada, que desarrolla la friolera de 824 CV de potencia y 800 Nm de par motor, para alcanzar una velocidad máxima de 350 km/h.

McLaren Sabre Pacific Colour Stream

Los legendarios McLaren F1 y el igualmente extraordinario McLaren Speedtail alcanzan cifras más altas de velocidad, pero su configuración interna es de tres asientos y no de dos, como en el caso del Sabre.

Además de las imágenes del coche, Barrett-Jackson también ha publicado el precio de venta como vehículo nuevo, el consumo de combustible (14,7 litros cada 100 km) y una lista completa de las opciones del McLaren.

McLaren Sabre Pacific Colour Stream

Cuando salió de la fábrica de Woking, el Sabre costó 3,79 millones de dólares (unos 3,3 millones de euros). Lo más probable es que un ejemplar de segunda mano pueda superar esa cifra con bastante facilidad, dada su exclusividad.

Fuente: Barret-Jackson