El término descarbonización es sin duda una palabra que escucharás mucho en el futuro, por parte de políticos pero también de fabricantes de automóviles, ya que la gran mayoría están retirando paulatinamente sus motores de combustión, a favor de los coches eléctricos.

Audi, por ejemplo, ha hecho una clara apuesta por la electrificación, anunciando que 2025 será el último año en que la firma de los cuatro aros lance un modelo nuevo con motor térmico. A partir de 2026, el fabricante solo presentará productos eléctricos.

Además, para el año 2033, Audi tiene intención de finalizar por completo la producción de modelos que funcionen con combustibles fósiles, aunque es posible que este tipo de motorizaciones sobreviva unos años más en el mercado de China, en función de la demanda por parte de los clientes.

Galería: Audi V6 TDI compatible con HVO

A pesar de todos estos esfuerzos por electrificar su gama, el fabricante alemán ha decidido seguir apostando por sus motores turbodiésel TDI, que a pesar de la demonización por parte de las autoridades, los más modernos siguen siendo eficientes e incluso menos contaminantes que muchos híbridos.

La marca ha lanzado una actualización para los motores V6 TDI de hasta 282 CV de potencia, que les permite funcionar con biocombustibles HVO, como un paso intermedio para mantener vivo el diésel durante más tiempo, reduciendo emisiones.

Estos combustibles renovables o HVO, que significa 'hydrotreated vegetable oil', son aceites vegetales hidrotratados (AVH), es decir, los llamados biocombustibles o hidrobiodiésel.

Motores Audi V6 TDI compatibles con HVO

Muchos de los motores turbodiésel de seis cilindros de Audi, disponibles en modelos desde el A4 hasta el A8, además de Q7 y Q8, llevan saliendo de fábrica con esta actualización, adaptados a ser utilizados con biocombustibles, desde mediados de este mes de febrero.

Según la marca, utilizar este tipo de combustibles puede reducir las emisiones de CO2 en entre un 70 y un 95% con respecto al diésel convencional. Además, el HVO tiene un índice de cetano un 30% superior, lo que mejora el proceso de combustión. ¿Lo malo? Apenas hay 600 surtidores de HVO en Europa, la mayoría en países nórdicos.

Por último, cabe indicar que los bloques TDI de cuatro cilindros de Audi ya fueron adaptados al uso de HVO el pasado verano, en las gamas A3, A4, A5, A6, A7, Q2, Q3 y Q5. En un futuro, tanto Audi como el Grupo Volkswagen, en general, ofrecerán todos sus motores de combustión como aptos para combustibles sintéticos.